2 de septiembre de 2013 / 04:07 p.m.

Pekín  • Toyota Motor Corp cuenta con un trío de autos rediseñados para ayudar a sus ventas a ganar impulso en China y está camino a cumplir su meta de vender 900 mil vehículos en el país este año, dijo el lunes un portavoz de la empresa.

Tras la informar una baja interanual de un 4.2 por ciento de sus ventas en China durante agosto, Takanori Yokoi, portavoz de Toyota en Pekín, dijo que la baja se debió principalmente a que sus clientes pospusieron sus compras antes del lanzamiento del utilitario deportivo compacto rediseñado RAV4.

 

El nuevo RAV4 empezó a llegar a las salas de exhibición en China durante la última semana de agosto.

 

Toyota y sus dos socios locales vendieron cerca de 72 mil 100 autos en China en agosto, una caída de un 4.2 por ciento respecto del mismo mes del año anterior, informó la empresa en un mensaje enviado a medios.

 

El resultado sigue a la baja interanual de un 3.5 por ciento de julio y al alza de un 9 por ciento de junio.

 

Pese a marcar dos meses seguidos de ventas inferiores a las de los mismos períodos de 2012, Yokoi dijo que la empresa japonesa espera que sus ventas en China recuperen impulso ahora que el nuevo RAV4 está disponible en sus concesionarios en China.

 

Yokoi agregó que dos productos adicionales -los modelos rediseñados Vios y Yaris, que Toyota piensa lanzar en China durante el cuarto trimestre- también serían un apoyo.

 

"Estamos bastante confiados en que lograremos cumplir nuestra meta de ventas", dijo el portavoz. La empresa quiere vender 900 mil autos este año, un incremento de un 7.1 por ciento desde 2012.

 

En los primeros ocho meses de este año, Toyota vendió alrededor de 564 mil 600 vehículos en China, un 5.3 por ciento menos que en el mismo período del año previo.

 

La empresa japonesa opera en China junto con FAW Group y Guangzhou Automobile Group.

 — REUTERS