20 de septiembre de 2013 / 02:19 p.m.

México • El secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, señaló que la industria refresquera es una de las principales proveedoras de la informalidad, por lo que el impuesto especial no será solo con el objetivo de reducir la obesidad, sino también de obtener información sobre sus ventas.

Al participar en la Reunión Anual de Industriales 2013 y después de ser cuestionado por los empresarios sobre la iniciativa que propone un peso de impuesto por cada litro de bebidas azucaradas, el funcionario apuntó que se trata de una medida que permitirá proporcionar información relevante para las autoridades recaudatorias sobre las ventas al sector informal.

“En el caso de la industria refresquera no podemos verificar las ventas que realiza (al sector informal) y lo mismo ocurre con la comida y todo lo que se vende en el comercio informal, por lo tanto, la pérdida tributaria está más en las empresas del sector formal”, subrayó.

El secretario de Hacienda refirió que perjudican la contribución pública las ventas al sector informal, pero lo más importante es que las autoridades recaudatorias dejan de percibir información sobre las transacciones.

“Normalmente se piensa que el daño al erario en la informalidad está en lo que deja de pagar; por ejemplo, una miscelánea que opera en la informalidad, pero realmente el costo fiscal más alto está en la información que pierde la autoridad tributaria, sobre las ventas que realizan los comercios formales a los comercios informales”, aseguró.

Videgaray sostuvo que con la medida que se pretende incluir en la reforma fiscal se busca la participación del sector refresquero para abatir los altos índices de informalidad que hay en el país, donde se encuentran seis de cada 10 actores económicos.

“Creemos que uno de los grandes aliados para el combate a la informalidad precisamente está en la industria refresquera, a través del régimen de incorporación que estamos proponiendo. Esperamos contar con la industria refresquera como gran aliado para que sus clientes, con quienes tiene trato todos los días, para que se incorporen a este régimen”, afirmó.

El secretario añadió que “ésta es una forma para resolver el problema de la informalidad, que requerirá una gran colaboración de los grandes proveedores del comercio informal”.

El funcionario federal dijo que ya han iniciado contacto con el Consejo Coordinador Empresarial para tratar los temas polémicos.

Sobre los daños en distintos estados de la República causados por el huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel, indicó que no se puede saber si afectarán la economía.

“No es posible hacer una estimación todavía en virtud de que continúan los fenómenos naturales; estamos en una fase de auxilio a la población; en este momento el gobierno está concentrado en labores de auxilio en los estados; en cuanto inicie la cuantificación de daños se generarán las primeras estimaciones”, concluyó.

— LUIS MORENO