Roberto Flores - @BETOFLORES67
23 de octubre de 2015 / 07:41 a.m.

Al momento del silbatazo final del juego de este fin de semana ante Dorados en Culiacán, Ricardo Ferretti habrá cumplido su partido 347 de Liga como entrenador de los Tigres, superando así los 346 que dirigió a los Pumas.

Con esto, el Tuca finalmente será mucho más tigre que puma en su carrera como técnico de Primera División al ser el equipo que más encuentros y tiempo ha permanecido el frente.

“En un futuro yo ya estoy más cerca del retiro, yo tengo un compromiso con Tigres de tres años más, espero cumplirlos muy bien y después ver cuál sería mi situación”, expresó Ferretti en una entrevista de la semana anterior.

“Todavía tengo las ganas de trabajar, el día que venga con el 99 por ciento de actitud ése día me voy y me retiro sin anunciarlo. Espero cumplir el tiempo que me queda y conseguir los objetivos que la directiva y los aficionados esperan”.

Ricardo Ferretti comenzó su carrera como entrenador en la campaña 90-91 con los Pumas, justo un torneo después que como jugador le dio el título a los capitalinos. Ahí se mantuvo en el cargo hasta la campaña 95-96, dirigiendo un total de 192 encuentros.

La segunda etapa con los unamitas se dio a partir del Apertura 2006 y hasta el Bicentenario 2010, llevándolos a dos Finales de Liga y saliendo campeón en una de ellas. En total sumó 154 juegos en el banquillo.

“Miguel Mejía Barón siempre ha sido alguien importante en mi carrera, primero como técnico y después fue el que me dio la oportunidad de dirigir, por eso tenemos una relación muy fuerte y es una de las personas que más respeto en el futbol”, señaló en aquella ocasión.

Su vínculo de trabajo con los Tigres empezó en el Invierno del 2000. Llegó proveniente de las Super Chivas, con quien había sido campeón unos años antes, y se prolongó hasta el Clausura 2003, sumando un total de 122 encuentros. Llegó a una Final que perdió ante Pachuca en el Invierno 2001.

La segunda etapa del Tuca en los auriazules fue muy corta, apenas duró 17 encuentros en el Clausura 2006, una campaña atípica en su carrera, pues es la única vez que se mantuvo sólo un torneo en un equipo.

Tras esa ruptura abrupta, vinieron épocas convulsivas en Tigres, torneos muy malos que llevaron al equipo al fondo de la tabla porcentual, por lo que para el Apertura 2010 se decide volver a llamarlo, pero esta vez junto a los hombres de pantalón largo con los que tuvo éxito la primera ocasión: Alejandro Rodríguez y Miguel Ángel Garza.

“Esta etapa ha sido buena, se han conseguido objetivos importantes. Primero llegamos a sacar al equipo del fondo de la tabla porcentual, no podíamos pensar en otra cosa, ésa era la prioridad. Naturalmente una vez que logramos una estabilidad llegó el campeonato y los superlideratos.

“Fuimos campeones de Copa y llegamos a una Final más de Liga, a una Final de Copa Libertadores. Es cierto que falta el campeonato, pero creo que estamos en el camino correcto para poder lograrlo”, indicó Ferretti hace semanas.

Desde el Apertura 2010, Ricardo Ferretti ha sumado hasta hoy 207 juegos de Liga. Ha sido tres veces superlíder, ha disputado dos Finales de Liga, con un título, además de ganar un título de Copa.

No hay duda, a partir del sábado a las 11 de la noche los “rugidos” del Tuca Ferretti serán identificados por siempre como todo un tigre.