5 de marzo de 2013 / 07:04 p.m.

Bruselas • La Comisión Europea (CE) exhortó a España a subir más el IVA, en un informe divulgado este martes, en el que sugirió que podría revisar las metas de déficit para ese país hundido desde hace meses en recesión.

España cumple con las condiciones contempladas en el memorando de entendimiento con Bruselas tras el rescate financiero de los bancos, por 41 mil 400 millones de euros, celebró un informe elaborado por el ejecutivo comunitario, en colaboración con el Banco Central Europeo (BCE).

"En este momento no vemos la necesidad de dar más fondos", añadió el informe sobre la línea de crédito concedida a España para los bancos, que puede llegar hasta los 100 mil millones de euros.

Sin embargo, Bruselas exhortó al gobierno español a seguir en el camino de las reformas y profundizar la reforma laboral y la del sistema de pensiones, retrasando la edad efectiva de jubilación.

Si bien celebró el aumento del IVA, que entró en vigor en septiembre (del 18 por ciento al 21 por ciento el tipo general y del 8 por ciento al 10 por ciento el tipo reducido), el ejecutivo comunitario cree que "hay margen" para más.

Los ingresos por ese impuesto y otros como los medioambientales están entre los más bajos de la UE, advierte.

Pero el ministro de Economía, Luis de Guindos, descartó -al menos por este año- aumentar el IVA o los impuestos a los carburantes.

El ministro español recordó en una conferencia de prensa en Bruselas que el aumento del IVA ya fue decidido el año pasado y es más que suficiente por ahora. "En 2013 el gobierno no se plantea nada", aseguró.

El ministro no quiso dar detalles sobre las medidas que el gobierno español prevé para 2014 y 2015, y se limitó a decir que los ajustes serán incluidos en el plan presupuestario plurianual que presentará en abril, en el que se tomarán en cuenta las previsiones económicas y la "senda fiscal" que marca la UE.

"Tenemos que definir la senda del déficit público de los próximos años", afirmó. A partir de allí se podrán tomar las medidas para el "año 2014 y 2015", añadió.

"Llegaremos a un acuerdo" y esa senda debe ser "realizable, creíble y no tener impacto en el crecimiento económico", dijo.

Tras llegar al poder a finales de 2011, el gobierno conservador español de Mariano Rajoy inició una política de austeridad histórica con el objetivo de ahorrar 150 mil millones de euros en tres años, y reducir el déficit público español al 4.5 por ciento del PIB este año y al 2.8 por ciento en 2014, como le exigió Bruselas.

España anunció recientemente que consiguió reducir su déficit a 6.7 por ciento del PIB en 2012, poco más del 6.3 por ciento pactado con la CE, pero que supone una drástica reducción respecto al 9.4 por ciento de 2011.

"Cumplir con los objetivos fiscales en 2014 es un gran reto y no podemos excluir una revisión en el cumplimiento de los objetivos fiscales", aseguró la CE en el informe.

Sin embargo, España logró sus objetivos mediante una política de austeridad que complica la vuelta al crecimiento en 2013 y ahonda la recesión en la que está sumida la cuarta economía de la zona euro, agravando el desempleo que ya afecta a cinco millones de personas.

El informe de la Comisión -que recoge las conclusiones de la troika (BCE, FMI y UE) tras su visita a Madrid a fines de enero- vuelve a advertir que "España continuará en recesión a lo largo de 2013".

De Guindos cree que en Bruselas hay un cambio sutil a favor de políticas que impulsan el crecimiento.

"Los cambios de retórica son complejos y deben ser sutiles. Y yo los estoy percibiendo", afirmó en momentos en que cada vez hay más voces que critican la austeridad que impulsa Bruselas.

REUTERS