francisco vela
12 de agosto de 2015 / 07:06 p.m.

Tigres tiene a la que tal vez es la nómina más cara de toda la Liga Mx. Para la directiva norteña el tema de la economía en nuestro país parece no representar un problema. La mayoría de los contratos de los jugadores son en dólares, situación que hace suponer una complicación mayor de acuerdo a la paridad entre el dólar y el peso que en los últimos meses ha sufrido variaciones muy agresivas depreciando el valor de peso sobre el la moneda norteamericana.

“Nosotros llevamos un presupuesto muy bien administrado.  

La variación de valor entre el peso – dólar “no afecta a Tigres porque están considerados en nuestros contratos y tenemos también colchones para en épocas de vacas flacas para tener municiones con que tirarle a los patos. Lo del presupuesto lo manejamos muy bien, tenemos un manejo muy estricto del presupuesto”, comentó.

El presidente de los Tigres describió un poco el modelo de negocio que les ha permitido a Tigres y su rival en su ciudad, el Monterrey, tener sanas administraciones, con la capacidad económica para reforzar a sus equipos como acostumbran y además construir un nuevo estadio, tal y como pasó con los Rayados.

“Nosotros tenemos la fortuna, y ahora el Monterrey también, de prevender tu estadio, entonces ahí tiene un ingreso muy fuerte. Tenemos los estadios llenos, también la venta de esquilmos, la vente de lonches, la vente de refrescos, la venta de camisetas, tenemos buenos patrocinios, tenemos derechos de televisión y todo en su conjunto.

“Vamos a suponer, suman cien unidades y nosotros nos podemos gastar cien unidades. No tenemos déficit”, comentó.