8 de marzo de 2013 / 04:31 p.m.

 A las 0:00 horas de este viernes entró en vigor la veda temporal del camarón en aguas marinas y protegidas estuarinas, dejando a más de 6 mil trabajadores de mar, entre pescadores y mujeres maquiladoras, desempleados de manera directa en Sinaloa.

Sin embargo, el presidente de la Unión de Armadores, Ricardo Michel Luna, recriminó que, debido al alto costo del diesel marino, que significa el 60 por ciento de los costos de operación de los viajes de captura, desde diciembre alrededor del 70 por ciento de la flota ya había parado por incosteabilidad.

Hasta ayer, alrededor del 90 por ciento de la flota camaronera de Mazatlán, la más grande del Pacífico Mexicano, ya se encuentra atracada en el muelle pesquero Alfredo Bonfil, compuesta por más de 500 barcos, y solo algunas vienen vía lastre provenientes de puertos como Oaxaca, Chiapas, entre otros.

La temporada fue catalogada como regular a mala, por los productores pesqueros, en promedio 50 por ciento menor en los volúmenes de captura respecto a la temporada anterior.

Precisamente este viernes, la Profepa y la Conapesca otorgarán un reconocimiento escrito a la actividad pesquera de camarón de altamar por cumplir adecuadamente con el uso de los excluidores de tortuga.

Cabe recordar que hace dos años, Estados Unidos, le implementó un boicot comercial al camarón mexicano, restricción que ya fue superada.

Según el acuerdo de veda temporal es para la pesca de todas las especies de camarón existentes, en las aguas marinas de jurisdicción federal del Océano Pacífico, incluyendo el Golfo de California y en los sistemas lagunarios estuarinos, marismas y bahías de los estados de Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Jalisco y Colima.

Se exceptúa de esta disposición, las aguas de jurisdicción federal del Golfo de Tehuantepec, en donde el inicio de la veda será a partir de las 0:00 horas del día 17 de marzo de 2013.

 — ADRIANA CARLOS