ROBERTO FLORES | @betoflores67
7 de junio de 2017 / 07:37 a.m.

La llegada de Carlos Vela a los Tigres es una posibilidad latente y hasta podría salirle "gratis" a los felinos.

Sí, como usted lo está leyendo, el "Bombardero" de Cancún tiene un año de contrato vigente con la Real Sociedad de San Sebastián de la Liga Española y los felinos podrían esperar a diciembre próximo para establecer un nuevo contrato sin tener que pagar a los españoles por los derechos federativos.

El Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA establece en el su artículo 18, Disposiciones espaciales relacionadas con con los contratos entre jugadores profesionales y Clubes, inciso 3, establece lo siguiente.

"Un jugador profesional tendrá la libertad de firmar un contrato con otro club si su contrato con el club actual ha vencido o vencerá dentro de un plazo de seis meses".

En este sentido, al quedarle hoy un año vigente, Carlos Vela y su agente podrán empezar a dialogar sobre un nuevo contrato al momento de acercarse el final de este 2017 y llegar a un acuerdo para que sea felino ya en el Clausura 2018, arreglando solo el contrato del jugador, tal y como sucedió en el caso de André Pierre Gignac.

Este martes, el CEO de Grupo Chivas Omnilife, reveló que Vela les dijo que no quería regresar a México con el actual campeón del futbol mexicano, dejando abierta la puerta para que sean los felinos el posible destino del goleador Azteca.

"Tigres puede ir por él negociando con la Real Sociedad, pero la cláusula de rescisión de Vela con los españoles es de 15 millones de euros, por lo que la otra opción es empezar a negociar con el agente y el mismo jugador para que en diciembre firmen un contrato sin pagar al conjunto ibérico", señaló una persona allegada a los felinos.

A Vela lo están buscando equipos como el Lyon de Francia y algunos italianos, pero no le ofrecen un sueldo muy superior a lo que gana en España, que según se dice ronda los 3 millones de euros anuales.

Por lo que si Tigres se ahorra el pagar la cláusula de rescisión estaría en la posibilidad de ofrecerle un contrato similar o superior a lo que percibe Gignac, que se dice es el mejor pagado del futbol mexicano con un sueldo que ronda los 5 millones de dólares anuales.

Así es que la llegada de Carlos Vela a Tigres podría tardar seis meses, pero bien valdría la pena la espera pues a final de este año estaría llegando sin costo por los derechos federativos.

DP