diego armando medina / enviado especial
25 de agosto de 2015 / 08:58 p.m.

Metalizados cien por ciento en conseguir los tres puntos y arrebatarle el liderato del grupo al Herediano, así fue como los Tigres pisaron suelo tico la tarde de este martes, listos para jugar su segundo partido en la Liga de campeones de la Concacaf.

Pasadas las 17:00 tiempo de Costa Rica, los auriazules llegaron a Centroamérica tras cuatro horas de vuelo. Jürgen Damm se dijo contento de poder debutar en Concacaf y seguir peleando por la titularidad ahora en busca el boleto al Mundial de Clubes del 2016.

“Esperamos un partido complicado, sabemos que siempre los rivales de Concacaf son rivales fuertes y más cuando sales de casa, así que lo tomamos con mucha seriedad, sabemos que es un torneo muy importante por lo que otorga (Mundial de Clubes), pero venimos a sacar los tres puntos.

“Siempre jugar es una bendición de Dios, estar en el campo. Ahora me toca venir en Concacaf para hacerlo de la mejor manera, demostrarle al profe que quiero seguir siendo titular tanto en Liga como en Concacaf, entonces hacer las cosas muy bien, demostrarle que hay que seguir por el camino de la victoria", dijo el mediocampista a su llegada a Costa Rica.

¿Qué saben de Herediano?

“Es un equipo complicado, sabemos los equipos de Costa Rica juegan buen fútbol y lo han demostrado a nivel selección. Yo creo están creciendo en todos sentidos y venimos con toda la seriedad de hacer las cosas bien”.

¿El campo artificial les puede afectar?

“Allá en Monterrey hemos entrenado en canchas sintéticas, en ese sentido no tenemos problema. Vamos a hacer un gran partido; no tenemos excusa para no hacer las cosas bien”.