3 de septiembre de 2013 / 03:46 p.m.

México  • En el contexto del primer Informe de gobierno, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) refirió que las metas de posicionar al país dentro de los primeros lugares en infraestructura e inversión son viables.

El organismo specificó que con una serie de reformas y adecuaciones a algunas leyes se pueden alcanzar las metas, una de éstas es la ya puesta en marcha Ley de Asociaciones Público-Privadas, que es fundamental para impulsar los proyectos y acelerar la inversión que México necesita.

 

La reforma hacendaria debe ser integral, para que amplíe la base gravable y simplifique elcumplimiento de las obligaciones fiscales; la energética debe generar las condiciones jurídicas, políticas y de integración financiera que den certeza a la inversión.

 

Recordó la importancia de la reforma y las adiciones a la Ley de Obras Públicas, que establece una mayor agilidad y simplificación en los procesos de licitación y la conclusión de los proyectos en tiempo, forma y costo, la cual ya fue presentada ante la Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados.

 

Para José Luis de Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, el discurso de Enrique Peña Nieto se basó en enfatizar que las reformas estructurales pueden generar crecimiento en el largo plazo; sin embargo, consideró que se dejó de lado lo que está ocurriendo en la coyuntura, como es la falta de crecimiento y la poca creación de empleo.

 

Señaló que de aprobarse este conjunto de leyes tendrán la capacidad de impulsar la economía, pero no en el corto plazo, y en este momento es precisamente lo que se necesita.

 

En opinión del académico, al gobierno le falta generar un programa de desarrollo industrial que impulse más rápido el crecimiento de la economía.

 

Miriam Grustein Dickter, investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas, dijo que en materia de energía, el primer Informe solo reitera el mensaje sobre la necesidad de una reforma, pero no detalla los alcances que ésta puede tener.

 

Mencionó que la insistencia sobre una posible reducción en el costo de los combustibles y la electricidad para los consumidores finales no es algo que pueda cumplirse en el largo plazo, ya que estos son determinados por el mercado.

 

“Nadie en una economía de mercado puede garantizar precios bajos; se tendrán precios competitivos, pero siempre bajos, no. No puede garantizarlo.”

 

Pese a que el sector turístico muestra datos positivos en la llegada de visitantes vía aérea y las divisas, un aspecto importante que falta es que el gobierno dice que la industria es prioridad, pero eso no se refleja en el presupuesto que se le otorga.

 

Jorge Hernández, presidente de la Confederación Nacional Turística, señaló que ninguna dependencia del sector, como CPTM, Sectur o Fonatur, tiene recursos acordes con su importancia.

 

Con información de: Nayeli González, Patricia Tapia, Braulio Carbajal y Roberto Valadez.

— REDACCIÓN