26 de febrero de 2013 / 04:45 p.m.

El Tribunal Superior de Justicia del Estado de Nuevo León le da la razón en el caso de la fusión de subsidiarias; Juez establece que son infundados los argumentos planteados por Pilkington quien deberá pagarle gastos y costos por el juicio.

Monterrey • El Tribunal Superior de Justicia del Estado de Nuevo León, ratificó la sentencia donde se había declarado improcedente la acción de Pilkington, empresa que buscaba anular una asamblea de accionistas que fusionó Vitro Plan con Viméxico.

Con ello, la corporación que dirige Hugo Lara García, gana una batalla más en otro frente de su proceso de reestructuración de su deuda.

Vitro dio a conocer esta mañana la decisión del Tribunal, la sentencia, establece que son infundados e inoperantes los argumentos planteados por el disconforme en los 12 agravios que integran su escrito de apelación.

Al respecto, Alejandro Sánchez Mújica, director jurídico de Vitro, dijo que: "nos complace el que el Tribunal Superior de Justicia haya ratificado la sentencia que ya había expedido el Juzgado Primero de Jurisdicción Concurrente del Primer Distrito Judicial del Estado con respecto a los acuerdos de la Asamblea celebrada en diciembre de 2006, dando por válidos y obligatorios para todos los accionistas, aún los disidentes, los acuerdos de la misma. Una vez más las autoridades judiciales dan la razón a Vitro, que siempre se ha conducido dentro de los términos de la Ley".

Mediante un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, Vitro expresó: que la Primera Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Nuevo León dictó sentencia favorable para la compañía vidriera en el caso de la apelación del segundo juicio que presentó Pilkington Group Limited (Pilkington), con relación a la supuesta nulidad de la Asamblea General Extraordinaria de Accionistas de Vitro Plan, determinando así a Pilkington al pago de gastos y costos por la tramitación del juicio en sus dos instancias.

Añade el comunicado: Como se informó oportunamente, Vitro Plan celebró, entre el 8 y el 11 de diciembre de 2006, una Asamblea General Extraordinaria de Accionistas en la cual se aprobó fusionar a esta empresa en la subsidiaria Viméxico S.A. de C.V. (“"Vimexico"”) que era acreedora de Vitro Plan.

Por medio de esta fusión, que diluyó la participación accionaria de Pilkington, la unidad de negocios de vidrio plano disminuyó su deuda en 135 millones de dólares americanos, logrando con ello mejorar la razón financiera de deuda con respecto al UAFIR Flujo de 4.5 a 3.2 veces.

ESTHER HERRERA