juan lara
21 de agosto de 2015 / 11:47 p.m.

El encuentro ante Tijuana fue especial para el entrenador de Tigres, Ricardo Ferretti. Era el primer partido, desde que se supo sería el entrenador interino de la Selección Nacional por los próximos cuatro partidos.

Todas las miradas estaban sobre él, minutos antes del comienzo saltó al campo; después de que lo hicieran sus pupilos. El primero que se acercó a saludarlo fue Alfredo ‘Chango’ Moreno, aquel jugador que solicitó como refuerzo en la Copa Libertadores del 2006.


Después del ‘Chango’ llegaron Juan Arango y Diego de Buen, que también decidieron estrecharle la mano al flamante seleccionador nacional, que tras concluir el saludo protocolario con el entrenador rival, Rubén Omar Romano, por fin tomó su lugar en la banca.

Ricardo Ferretti y Rubén Omar Romano

Cerca del final del primer tiempo puso a calentar a todos los suplentes, se sentó a apuntar en su tabla y habló con Jesús Dueñas, su primer cambio para el segundo lapso.

Tras recibir el gol de Dayro Moreno, el ‘Tuca’ movió sus piezas como todo buen estratega y optó por cambiar las ‘alas’ de los felinos, al darles ingreso a Joffre Guerrón y Damián Álvarez en lugar de Jürgen Damm y Javier Aquino.

Los movimientos le funcionaron a Ferretti, pues el ecuatoriano marcó el gol del triunfo. Al final del encuentro, el estratega brasileño no quiso dar declaración alguna y se retiró de la cancha con los tres puntos en el bolsillo.