SAÚL RODRÍGUEZ | @ELTOROSPORTS
23 de enero de 2017 / 09:50 a.m.

Andy Delort concedió una entrevista para el portal www.leblogdejayjay.fr en donde habló de diferentes temas.

Sobre por qué decidió venir a Tigres, el atacante francés volvió a reiterar que su compatriota y amigo, André-Pierre Gignac, tuvo que ver en su elección. Además, explicó cómo ha sido su adaptación en México.

“La presencia de ‘Dedé’ fue decisiva en mi elección del club. Siempre he dicho, se trata de un jugador que me inspiró enormemente desde que era pequeño. Fuera del futbol, siempre estamos juntos, es un chico de oro.

“Es cierto que fue un poco complicado este verano. Firmar con los Tigres fue para mí la mejor solución y quiero evolucionar más con ‘Dedé’. Eso me atrajo enormemente.

“Al principio tuve dos meses bastantes complicados en comparación con lo que sucedió en Caen y de repente me perdí en la preparación física con el club mexicano. Era necesario que trabajara al doble, mientras que me adaptaba a un nuevo país”, señaló.

El ‘Príncipe’ reveló qué sintió al pisar por primera vez el Estadio Universitario y no dudó en rendirse ante los incomparables.

“¡Es extraordinario! Me sorprendió. Tienen todos la camiseta de Tigres en el estadio. En la calle, la gente de todas las edades usan los colores del club. La semana pasada, mi esposa y mi hijo llegaron al estadio por primera vez y alucinaron. Los aficionados tienen orquestas en las gradas, es un espectáculo. Cada quince días no hay un espacio vacío en el estadio que alberga 48.000 personas. Uno se ve obligado a sudar la camisa por los aficionados”.

A pesar que extraña a su país natal, el camisa 9 dejó a entrever que seguirá con el cuadro felino pues aseguró que es muy feliz en la Ciudad de Monterrey.

“La separación con Francia fue difícil. Este es mi país y hay muchas cosas que me hacen falta. Vivir en México es lo mejor. A nivel de temperatura es siempre cálido y vivo en un entorno paradisíaco.

Delort confesó que tiene de objetivo algún día poder representar a su selección nacional.

“En Francia tenemos delanteros de calidad, lo hemos visto durante la Eurocopa 2016. Espero con todo mi corazón un día integrar la selección, ya que sería un sueño llevar la camiseta. En cualquier caso, voy a hacer todo por llegar allí".

Al ser preguntado sobre su futuro en 15 años, el ex del Caen fue claro y confesó las dos ciudades en dónde quisiera jugar.

“En Sète, no veo otra que allá. Excepto tal vez en Ajaccio, ya que estas son las dos ciudades que más gustan”, sentenció el ariete.

Al final, Andy agradeció al sitio en sus redes sociales: "¡Muy amables, gracias!".