23 de enero de 2013 / 03:25 p.m.

Escobedo.- En línea al crecimiento proyectado por Volvo México de avanzar con el 15 por ciento de participación de mercado en el país, la empresa comienza el año con la apertura de centros de distribución en estados importantes y uno de ellos es Nuevo León.

Ayer la compañía de origen sueco inauguró su primera unidad de distribución de autobuses y tractocamiones en la entidad que representó una inversión de 5 millones de dólares.

Esta unidad ocupa una superficie de más de 500 metros cuadrados, se ubica en el municipio de Escobedo y la meta es que en este centro se puedan llegar a distribuir de 500 a 700 unidades.

Actualmente el centro emplea a 33 personas, pero la meta es que llegue a contratar a 50 personas al cierre de este año. Desde estas oficinas atenderán también el mercado de Tamaulipas.

En rueda de prensa Matthew Walsh, director general de Volvo Trucks México dijo que la meta para la compañía en 2015 es tener un 15 por ciento de participación de mercado a nivel nacional.

Hasta el año pasado Volvo registró un dominio del 5.5 por ciento del mercado mexicano.

"En 2011 en Monterrey teníamos una participación del mercado del 1.3 por ciento para el 2012 estimamos que terminó entre 3.5 y 4 por ciento de penetración aquí", precisó Walsh.

El directivo precisó que en la entidad será también un centro autorizado para modificar unidades, cuando así lo requieran, para ser entregados a sus clientes.

Además de la unidad en Nuevo León –que es la séptima a nivel nacional- también contemplan la apertura de cuatro centros de distribución ubicados en: Aguascalientes, Colima, Texcoco y Querétaro.

La inversión total de estas cinco unidades más inversiones hechas en el 2012 suman en total 22 millones de dólares, detalló el director general.

Matthew Walsh dijo que de las aperturas de unidades de distribución totales que prevén tener en su mayoría sería por concesionarios privados (alrededor de 28) y sólo invertirán en lugares donde sea difícil conseguir a un inversionista, o bien, que represente un mercado muy importante:

"Para Volvo no es una gran prioridad que tengamos la red de concesionarios sino lo que queremos es hacerlo a través de inversionistas privados… para finales de este año que estimamos tener 40 (centros de distribución) prevemos que 28 sean inversionistas privados".

Los cinco nuevos negocios de distribución generan entre 40 y 50 empleos, por lo que generarán unas 250 fuentes de trabajo. Esta cantidad representaría un crecimiento de un 16 por ciento de su planta laboral que actualmente es de mil 500 personas en todas sus unidades.

Carlos Carrera, gerente general de vehículos nórdicos del noreste de la empresa, detalló que para este año contempla ventas de 50 camiones directas a hombre-camión, 225 unidades para flotilla, 270 para empresas corporativas y 140 para retail.

Moshe Winer, director comercial de Volvo Buses, quien también acudió al evento mencionó que en este año esperan un crecimiento de un 35 por ciento en su producción de autobuses.

El año pasado su producción fue de 495 unidades mientras que para este año lo elevarán a 670 unidades.

Unidades híbridas

El director comercial explicó que una de las apuestas importantes para la empresa son sus unidades híbridas que consisten en motores eléctricos con diésel. Éstos logran un ahorro del 35 por ciento de combustible y reducen el 50 por ciento de las emisiones.

"Volvo le está apostando al híbrido, en cuanto a eléctrico con diesel, el autobús ha demostrado ser muy confiable en la ciudad de México, en la línea 4, tenemos 8 autobuses híbridos con buenos resultados".

Comentó que hay buenas expectativas para ese nicho de mercado y actualmente hay países donde Volvo es una empresa líder para este sector como: Inglaterra, Brasil, Luxemburgo y Suecia.

ALEJANDRA MENDOZA