12 de diciembre de 2013 / 09:52 p.m.

Nueva York .- Wall Street volvió a cerrar hoy con pérdidas y el Dow Jones de Industriales bajó un 0,66 %, en otra jornada marcada por la prudencia ante la perspectiva de que la Reserva Federal (Fed) anticipe la semana próxima el recorte de su estímulo monetario.

Al cierre de la sesión, ese índice perdió 104.10 puntos hasta los 15.739,43 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 bajó el 0,38 % (-6,72 unidades) y quedó en los 1.775,50 puntos.

Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq retrocedió el 0,14 % (-5,41 puntos) para perder el nivel de los 4.000 enteros y cerrar en los 3.998,40. La jornada marcó el tercer descenso consecutivo de la semana, con los inversores pendientes de lo que pueda decidir el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal, en su reunión del martes y miércoles próximos, sobre la reducción del volumen de su estímulo, que asciende a 85.000 millones de dólares mensuales.

A las dudas en los mercados, que consideran que la Fed puede comenzar a reducir ya el volumen de ese estímulo monetario a la economía del país, se han unido algunas tomas de beneficios, algo normal en un año en el que el Dow Jones ha subido algo más de un 20 % y el S&P 500, un 24,50 %. La gran mayoría de valores que cotizan en el Dow Jones sufrieron hoy pérdidas, encabezadas por Coca-Cola (-2,29 %), y Procter & Gamble (-2,05 %). Exxon Mobil (1,17 %), Goldman Sachs (0,44 %) y JPMorgan Chase (0,43 %) registraban los aumentos más destacados.

Una parte del protagonismo del día fue para el retorno de la cadena de hoteles Hilton a la bolsa, donde sus acciones subieron un 7,50 % y cerraron en 21,52 enteros.

Entre los títulos que cotizan en el Nasdaq la nota destacada fue para Facebook, que se disparó un 4,96 % después de que Standard & Poor's anunció que incluirá a esa compañía en su índice S&P 500 a partir del cierre de los mercados del 20 de diciembre.

En otros mercados, el petróleo de Texas subió muy ligeramente hasta los 97,50 dólares el barril, mientras que el oro perdió más de un 2 % hasta quedar en 1.226 dólares la onza.

La rentabilidad de la deuda estadounidense a diez años subió hasta el 2,884 % y el euro perdió ligeramente terreno ante el dólar, de forma que se cambiaba a 1,3754 dólares.

EFE