21 de febrero de 2013 / 11:13 p.m.

Monterrey • Wal-Mart de México, la mayor minorista del país, dijo el jueves que su plan de inversiones será este año levemente mayor al de 2012, pero decidió mantener estable el ritmo de expansión de tiendas mientras sigue bajo investigación por el presunto pago de sobornos para conseguir permisos de construcción.

La firma espera desembolsar entre 17 mil 300 millones y 17 mil 900 millones de pesos, al menos de 2 mil 500 millones de pesos más que en 2012, dijo la empresa el jueves.

El vicepresidente de Finanzas de Walmex, Rafael Matute, dijo en una conferencia con analistas que este año el piso de ventas crecería entre un 7.8 y un 8.7 por ciento, sin detallar el número de tiendas que contemplan abrir. El año pasado la expansión fue del 7.7 por ciento.

El anuncio echó por tierra las débiles esperanzas de algunos analistas que creían posible que Walmex retomara el ritmo de expansión de dos dígitos porcentuales que reportó en el pasado.

La minorista, controlada por el gigante estadounidense Wal-Mart Stores, abrió 285 unidades el año pasado de un plan de al menos 325.

La brecha se explica por los pasos adicionales que la compañía está aplicando en su proceso de bienes raíces, que extiende el tiempo promedio requerido para la apertura de una tienda.

Walmex y su controladora enfrentan en México y Estados Unidos investigaciones sobre el presunto pago de sobornos que la habrían ayudado a impulsar su expansión en la década pasada.

Sus acciones cedieron el jueves 0.82 por ciento en el mercado local a 40.98 pesos, afectadas por resultados trimestrales más débiles de lo esperado.

REUTERS