WILLIE GONZÁLEZ | @WILLIEMTY
13 de septiembre de 2017 / 02:08 p.m.

No asimilo y no comprendo a nuestro querido y amado futbol mexicano. Entiendo que el futuro inmediato es tener un organismo de primer mundo, pero estamos como la burrita de aquella película de Pedro Infante: “Damos pasos pa´ delante y otros para atrás”.

Y es que lo del viernes es inadmisible, absurdo y ridículo: el partido Atlas-Tigres se suspendió por una pantalla mal puesta en el centro del estadio Jalisco. Sí, no hubo juego porque una pantalla quedó a una altura muy cercana a la cancha y no garantizaba la seguridad de los futbolistas ni del espectáculo.

Lo risible es que previo al encuentro hubo Fecha FIFA y existió tooodo el tiempo del mundo para hacer pruebas de la dichosa pantalla, pero al Atlas se le ocurrió instalarla horas antes del partido y pues no jaló.

¿Sabe qué se determinó después de la suspensión del encuentro? Reprogramarlo en Fecha FIFA de noviembre.

¿Y Tigres? Su planeación de la semana, su viaje, su concentración, su traslado al estadio…y su afición incomparable que acudió al recinto para apoyarlo. Pues bien, gracias por participar.

¿Y el reglamento? Dónde está el reglamento que otorga los tres puntos al equipo afectado.

Ayer, la Liga MX aclaró las razones que derivaron en la suspensión del duelo: “Se tomó la decisión de suspender el encuentro entre los Clubes Atlas y Tigres de la UANL, correspondiente a la Jornada 8 del Torneo Apertura 2017, toda vez que no se garantizaban las medidas de seguridad necesarias para la celebración de dicho partido”.

También aclara en un comunicado que la decisión no fue sustentada en el Artículo 60 del Reglamento de Competencia ni en el Artículo 66 del Reglamento de Sanciones, por lo que no existían las condiciones suficientes para castigar al equipo jalisciense con una derrota por default de 3-0.

Una decisión absurda y ridícula. Tigres debió ganar el partido en la mesa de acuerdo al reglamento porque no hubo causas de fuerza mayor, sino un error de logística y planeación. Bendito futbol mexicano.

SR