ROBERTO FLORES | @betoflores67
30 de junio de 2016 / 08:29 a.m.

Mucho se habla del refuerzo francés para cubrir la plaza vacante de Rafael Sobis, pero pocos nos hemos puesto a pensar lo siguiente: ¿Y si el que se va es André Pierre Gignac?

Para los aficionados Incomparables sería una “tragedia” que el campeón goleador de la Liga, el mismo que ha venido a revolucionar el futbol mexicano y que se ha convertido en el mejor extranjero que ha venido en los últimos años, diga adiós a la camiseta auriazul.

En las últimas semanas dirigentes de un equipo de China han seguido insistiendo en llevarse al atacante francés, volviendo a la carga con los 25 millones de euros de la cláusula de rescisión que puso Tigres como un “candado” para evitar que se vaya.

¿Puede Tigres como institución decirle que no a casi 30 millones de dólares? Sería no sólo para los felinos sino para el futbol mexicano la venta más grande de un jugador, y si los chinos quieren depositan el dinero en cualquier momento.

¿Qué los detiene? Simplemente que Gignac no ha dado el sí.
En estos momentos está concentrado al 100 por ciento con su selección en la Eurocopa 2016. Pero ya a principios de año dijo que no se iba, que no le interesaba, pero…¿cambiará de opinión el galo?

Hay que tomar en cuenta que también para André, a sus 30 años, puede ser la última oportunidad de conseguir un contrato multimillonario, muy por encima de lo que hoy gana en Tigres y que lo ha hecho el jugador mejor pagado de la liga.

Dejar pasar un porcentaje de entre 20 y 25 por ciento por el traspaso, estamos hablando de alrededor de 5 a 6 millones de euros, más el sueldo anual que los chinos estarían pagando, se dice que rondaría los 7 millones anuales, es algo que a cualquiera le “mueve el tapete”.

“André no se quiere ir de Tigres, está muy a gusto, le encanta la ciudad, el equipo, la afición y a su familia también….pero el dinero es el dinero”, reveló una persona cercana al equipo felino.

“Los chinos siguen insistiendo, a él no le gusta el país, tendría que adaptarse a otras costumbres, pero sé que también hay un equipo de Inglaterra que ha sondeado a su representante, aunque en este caso no pagarían la cláusula, sino que ofrecerían dinero a Tigres, algo que aún no han hecho”.

Antes de partir a la Eurocopa, Gignac dio una entrevista para la Alianza Francesa y dijo que no se quería de Tigres, que le gustaría estar muchos años más, primero cumplir su contrato al que le quedan dos años, y después pensar en alargarlo.

Hace dos días, el Shanghái SIPG anunció la contratación del internacional brasileño Hulk por 55 millones de euros, que de confirmarse sería la compra más cara de un jugador para la liga de aquel país, que en los últimos meses ha llevado a estrellas de gran calidad en busca de las grandes sumas de dinero.

Hasta ahora, el récord en traspasos en la liga china lo estableció en febrero pasado el brasileño Alex Teixeira, que pasó del Shaktar Donetsk ucraniano al Jiangsu Suning por 50 millones de euros.

Así es que pensar en que algún equipo de China venga y deposite en la Federación Mexicana de Futbol los 25 millones de euros de la cláusula de Gignac no sería nada del otro mundo.

Es por eso que Miguel Ángel Garza, delegado deportivo de los Tigres, viajó a Francia para buscar cerrar cuanto antes la contratación de un jugador ofensivo, lo que presumía que era enfocado a cubrir la ausencia de Sobis, sin embargo, hoy todo parece indicar que se están adelantando a una probable partida de su estrella.

¿Se va Gignac? En estos momentos se antoja difícil, porque él no se quiere mover, pero antes que cualquier sorpresa suceda, en Tigres prefieren estar prevenidos y no llevarse una sorpresa.