ROBERTO FLORES | @BETOFLORES67
9 de septiembre de 2017 / 03:41 p.m.

La suspensión del partido de la jornada 8 entre Atlas y Tigres traerá el problema de encontrar la mejor fecha posible para jugarlo, en teoría se realizará en la fecha FIFA de noviembre, justo días antes del Clásico Regiomontano.

Sin embargo, la Liga MX dejó en claro que si se podía encontrar una fecha diferente lo aprobaría. Lamentablemente el calendario de competencia está tan ajustado que parece poco probable jugarlo antes de noviembre.

Y es que la última fecha de la fase de grupos de la Copa MX, además de la Liguilla de este torneo, evitaría jugar en lo que queda de septiembre o en octubre. Atlas es segundo lugar de su grupo y estará seguro en la fase de eliminación directa.

Tigres hoy está fuera, pero si el martes golea a Zacatepec y se combina con que Alebrijes de Oaxaca y Leones Negros de la UdeG no ganen sus respectivos encuentros, estaría también clasificando.

Los Octavos de Final de la Copa se jugarán entre el 19 y 20 de septiembre; después en la Liga habrá doble jornada entre 26 y 27 de septiembre; después se viene la fecha FIFA de octubre después de la jornada 12.

En esta fecha FIFA sí hay todavía partidos eliminatorios en Concacaf y Conmebol, siendo ya la última, por lo que a Tigres principalmente no le conviene jugar el partido en estas fechas ya que por lo menos ocho elementos titulares, entre mexicanos y sudamericanos, no podrían jugar.

La Liguilla de la Copa MX se reanuda en los Cuartos de Final entre el 17 y 18 de octubre, la Semifinal entre el 24 y 25 de octubre y la Final entre 1 y 2 de noviembre. Todos estos encuentros a media semana.

Todas estas fechas serían apropiadas para acomodar este encuentro pendiente siempre y cuando tanto Atlas como Tigres ya no estén con vida en esta competencia.

De esta forma, sólo queda jugarlo entre las jornadas 16 y 17, entre el 6 y 17 de noviembre cuando se estará jugando la última fecha FIFA del año, donde ya serán partidos amistosos en Concacaf y en Conmebol también, salvo los juegos donde esté la selección que vaya al Repechaje contra Nueve Zelanda.

Aquí hay que hacer un apunte, ya que al ser fecha FIFA los clubes no se pueden negar a soltar a sus jugadores, por lo que Tigres tendría que hacer las gestiones necesarias ante las diferentes selecciones para que sus elementos no fueran convocados para jugar este encuentro.

De no encontrar el apoyo de estas selecciones para la no convocatoria de sus jugadores, el duelo pendiente ante Atlas se tendría que jugar el martes 14 o 15 de noviembre, justos unos días antes del Clásico Regio ante Rayados del 18 de noviembre en el Gigante de Acero en La Pastora.

¿Qué significaría esto? Que tuviera que usar a sus titulares seleccionados justo a horas de regresar de las convocatorias, con poco descanso, así que la situación es bastante compleja por la “gracia” que hicieron los Rojinegros con la instalación de la pantalla en el Estadio Jalisco.

De este forma, las únicas dos formas de jugar este encuentro pendiente sin tener que afectar a nadie sería que tanto Atlas como Tigres quedarán eliminados de la Copa MX en las próximas dos semanas.

La otra es que la directiva felina logre que no haya más de un convocado a selecciones nacionales en la fecha FIFA de noviembre y que se pongan de acuerdo para jugarlo el viernes 10 o sábado 11 de noviembre.