DIEGO MEDINA | @DGOARMANDO 
24 de agosto de 2016 / 08:42 p.m.

Tigres sufrió pero al final le dio vuelta al marcador y se llevó el triunfo anoche en la Liga de campeones de la Concacaf derrotando 3-1 al Plaza Amador de Panamá y dio un paso muy importante rumbo a los cuartos de final del certamen.

Con cuadro alterno pero que no demerita en absoluto la calidad, los felinos consiguieron tres puntos de oro que los pusieron como lideres absolutos del grupo G con seis unidades por solo una cosechada por Plaza Amador y Herediano, quienes comparten sector.

Un verdadero susto fue el que Plaza Amador le puso a los Tigres en los primeros 45 minutos pues desde el comienzo del encuentro hablaron en la cancha demostrando no serían una presa facil de cazar.

El arranque del duelo fue sin dominio, sin llegadas y sin control territorial y fue hasta el 21' cuando la primera llegada del partido de convirtió en gol y fue para los visitantes.

La jugada de la anotación se derivó de un grave error de Tigres. Jonathan Espericueta regresó una pelota muy alta y fuerte a Manuel Viniegra que no pudo controlar, sin embargo le cayó a Humberto Ward que no perdonó frene a Enrique Palos y a pesar de la barrida de Miguel Herrera Equihua abrió el marcador para sorpresa de propios y extraños.

Los felinos intentaron reaccionar tres minutos después pues al 25' dispararon por primera vez pero el tiro se fue apenas desviado por parte de Israel Jiménez quien jugó de contención.

Pero los Leones de Plaza Amador seguían sorprendiendo y el 28' estuvieron a punto de marcar el segundo gol pero Enrique Palos salvó la causa de Tigres tras disparo de Luis Jaramillo quien perdonó una diagonal de la muerte que le puso Humberto Ward.

Pero la suerte estuvo del lado auriazul tode la noche y comenzó al 42' cuando el arbitro guatemalteco José Mangandi se 'comió' una clavado de Jurgen Damm a quien le 'compró un penal que al 43' anotó de gran forma Jonathan Espericueta para llegar a su segundo gol en Concachampions.

Ya con el empate y con la entrada de Luis y Julián Quiñones, Tigres comenzó la parte complementaria con la firme idea de rapido encontrar el tanto que le diera ventaja en el marcador.

Fue al 60' cuando Fernando Fernández aprovechó un grave error del guardameta visitante quien despejó con los puños al centro y sin fuerza y le quedó al 'queso' que no perdonó y anotó el 2-1.

Los felinos siguieron acercándose al marco rival y al 75' Jorge Torres Nilo estuvo a punto de marcar un golazo pero el portero Samuel Castañeda sacó la pelota arriba a su angulo izquierdo haciendo una gran atajada.

Ya al 82' Tigres culminó la tarea y fue de nuevo con un 'regalo' del arquero visitante que al intentar despejar le pegó a la pierna de Julian Quiñones quien se estrenó como goleador del primer equipo felino y festejó en grande el 3-1 definitivo.

Fue así como no con el mejor futbol pero sí con la contundencia y aprovechando fallas del rival, Tigres puso pie y medio en los cuartos de final de la Liga de campeones de la Concacaf donde busca revancha al haber perdido la final de la edición anterior.