MAYELA SANTOYO - @MAYESANTOYO
18 de diciembre de 2015 / 07:20 a.m.

Desde uno de los barrios más famosos y humildes de Córdoba, al son de ‘El Cuarteto’, el género musical más famoso de la región, es como catalogan los movimientos en la cancha de uno de los jugadores que más ha dado de que hablar en Argentina: Lucas Zelarayán, el nuevo refuerzo de Tigres.

A los ocho años inició el sueño del futbolista argentino y una de las metas para el ‘Chino’ es trascender fuera de su país, objetivo que está muy cerca de empezar cuando emprenda su viaje hacia la Sultana del Norte y sea oficializada su llegada a los felinos.
La magia de Lucas comenzó en una plazoleta que estaba frente a su casa. Ahí jugaba con sus amigos y uno de sus hermanos mayores, Javier, quien juega y es goleador en la liga regional de Córdoba.

El jugador pasó su fútbol ‘infanto-adolescente’ por clubes de las inferiores como Las Estrellas, Universitario y Atalaya para llegar al Club Atlético Belgrano en el 2008.

Actualmente, el enganche de 23 años es el joven más querido en el ‘Pirata’. La hinchada lo ovaciona en cada oportunidad en la que el “10” hacía una pirueta, un gol o un gran partido, es decir, algo que se repetía con habitualidad en el estadio Mario Alberto Kempes.

Zelarayán no es ajeno al futbol mexicano. Incluso y ya sabe cómo juega y lo que representaría venir a Tigres, el actual campeón del futbol mexicano.

Desde hace varios meses, exactamente en el pasado junio, los representantes del argentino le plantearon la idea de ir al balompié azteca la cual para el ‘Chino’ representó una oportunidad de ir a un futbol diferente y reconocido en Norteamérica.

El argentino se dio a la tarea de ver como jugaban los felinos y les dio seguimiento principalmente en la Copa Libertadores, donde llegaron hasta la Gran Final contra River Plate de Argentina, así como en la Liguilla de la Liga MX.

Aunque aún no puede hablar ante los medios de comunicación, el argentino está ansioso por viajar a México y comenzar un nuevo reto en su vida. “Muy contento, muy alegre, no ve la hora de estar allá”, informó un allegado de Zelarayán a Multimedios Deportes.

Lucas está a unos días de arribar a Monterrey para hacer los exámenes médicos y físicos de rigor, conocer a sus nuevos compañeros y cuerpo técnico de los felinos para emprender las nuevas experiencias que se le brindan en su vida.