JESÚS QUEZADA
7 de abril de 2015 / 06:57 p.m.

Un hombre acostumbrado a hacer goles no podía esperar menos del equipo que dirige. José Saturnino Cardozo aceptó que a su equipo le hace falta magia, esa que él tuvo como jugador activo para anotar más de 240 goles y que en el actual cuadro de los Diablos Rojos del Toluca se ha ido desvaneciendo conforme pasan los torneos.

Es para eso que Cardozo ocupó el receso en la liga, quiere un equipo equilibrado y productivo, que le alcance no solo para entrar a la liguilla, también, para pelear el campeonato.

“Perdimos el ritmo, lo que nos gusta que es tener un equipo sólido y ordenado no hemos podido ganar de visitante por lo tanto estas semanas que estuvimos sin competencia nos ayudó y nos dio la posibilidad de ver opciones, seguir trabajando y buscar un equipo más equilibrado, tratar de ir afuera y sumar los tres puntos que necesitamos ante un rival complicado como Puebla, pero esta semana nos sirvió para corregir errores”, explicó.

Y añadió: “perdimos un poco la magia, tener la posesión de la pelota, de generar jugadas, llegar por fuera y culminarlas en el arco rival. Me parece que eso es lo que nos ha faltado, magia para generar jugadas importantes a la ofensiva”.

El paraguayo sabe que en este torneo no puede quedarse fuera de la fase final, por ahora su equipo está fuera de liguilla pero confía en que la ultima parte de la competencia será mucho mejor para sus escarlatas.

“Hemos tenido continuidad y eso es importante, desde que llegamos el equipo ha entrado en la liguilla, hemos perdido tres semifinales y una final de Copa, ahora estamos con ansiedad de estar fuera de la zona de clasificación pero estamos con calma, creemos en lo que estamos haciendo, creemos en el plantel, creemos en el equipo y confío en que este equipo estará en la liguilla porque tiene con qué para pelearla”.

COMO FINAL

De entrada, la reanudación de la liga para Toluca será como una final, contra un Puebla que se juega la vida en cada partido pero también con unos Diablos urgidos de romper la mala racha de no poder ganar fuera de casa en el actual certamen.

“Va a ser una final porque nosotros también necesitamos ganar, el rival necesita pero nosotros más. Respetamos al oponente pero nosotros vamos a proponer y a tratar de sumar los primeros tres puntos que necesitamos, urge sumar afuera para romper esa mala racha”.

PRIMER CENTENARIO

José Saturnino Cardozo cumplirá este fin de semana 100 juegos dirigidos en el futbol mexicano, desde llegada en 2011 para los Gallos Blancos del Querétaro hasta la actualidad que comanda los destinos de los Diablos Rojos y donde su gran pendiente es un título de liga.

“En lo personal estoy contento porque estoy en una institución que yo quiero y la responsabilidad es enorme, espero seguir más tiempo para que podamos transmitir la idea que tenemos y buscar un título que es lo que queremos todos”.

En general Cardozo está contento con su etapa como estratega en México, sobre todo con el trabajo con los jóvenes, donde ya registra varios debuts.

“Contento porque hoy en día hay poca continuidad, depende mucho de resultados y en Toluca no han acompañado. Lo mejor es que desde que llegamos le hemos dado oportunidad a los jugadores de la cantera y les hemso dado la oportunidad y lo han aprovechado”.

Por último, Cardozo descartó que la directiva de los Diablos Rojos vaya emitir alguna queja a la Federación Mexicana de Futbol respecto al arbitraje, el cual, insiste, no está en crisis.

“Es mentira que está en crisis el arbitraje, no lo está, no se aplica igual el reglamento nada más, no es igual para los dos lados, porque después van y dirigen a una selección, es porque tiene calidad”.