jesús quezada
21 de abril de 2015 / 09:54 p.m.

Ante la falta de contundencia de sus delanteros el técnico de los Diablos Rojos, José Cardozo, asegura que ya no depende de él las decisiones que tomen los atacantes escarlatas a la hora definir, pues su trabajo termina en implementar la estrategia. Anunció que el delantero Víctor Montaño otra vez está lesionado.

“Son decisiones que uno toma, yo busco que el equipo tenga equilibrio, que el rival genere poco y que nosotros podamos generar más al frente, y el tema de meter ya no pasa por el cuerpo técnico, depende mucho del jugador; lo que nos deja tranquilos es la entrega de los jugadores, se matan en cada entrenamiento y encontraremos al jugador que tenga la serenidad de concretar las jugadas que genera el equipo, porque en esto se gana con goles. Sí preocupa porque el objetivo es ganar, pero a la vez uno queda tranquilo porque el equipo juega bien, se compromete”.

En esta búsqueda de un goleador José Cardozo se volverá a quedar sin un elemento, pues el colombiano Víctor Hugo Montaño otra vez está lesionado y será baja para el juego del domingo ante Tijuana.

Pese a ello, el estratega aún confía en la clasificación, en un cierre ante rivales como Tijuana, América y Tigres a los que confía ganar.

“La tabla está apretada, sabemos perfectamente, el equipo está consciente de que en los partidos que quedan tenemos que ir por todo, la obligación es estar más concentrados, no podemos dejar ir puntos, la actitud que tuvimos contra León me gustó mucho, me parece que es uno de los mejores partidos que hemos jugado en este torneo, podíamos haber definido el partido sin problema y lo dejamos escapar, pero esto es así, nosotros no decidimos bien, pero sacando eso, el equipo jugó bien, tuvo buena actitud, posesión de la pelota, queríamos ganar, eso me dejo muy contento y saber que si el equipo juega así, vamos a tener un lugar en la liguilla”, dijo.

Y añadió: “no hay un equipo calificado en este momento, porque el que tiene 25 puede entrar pero si no gana ningún partido queda fuera, y el que tiene 20, gana los tres y está clasificado. La tabla está cerrada y tenemos que estar concentrados, metidos y saber que los tres partidos que quedan serán finales y si queremos estar en la liguilla tenemos que ganar”.

Sobre el partido de este domingo ante Tijuana, a Cardozo le tiene sin cuidado el bajón futbolístico de su rival en turno, prefiere concentrarse en la labor de su escuadra.

“Nos enfocamos en lo nuestro, en solucionar el problema que tenemos que es el gol, y mientras sigamos trabajando así los goles van a llegar. Mientras juguemos como lo hicimos ante León, concentrados, nosotros respetamos a todos los rivales, nos preocupamos por nosotros mismos, por mejorar en todos los partidos, Toluca es un equipo grande y te exige pelear arriba”.