Jesús Quezada
18 de octubre de 2015 / 02:23 p.m.

Aunque otra vez sufrieron al final del partido, a los Diablos Rojos del Toluca les bastó la contundencia de Carlos Esquivel y su goleador Fernando Uribe para quedarse con tres unidades que los ponen en la antesala de una clasificación, victoria de 4-2 sobre los Gallos Blancos del Querétaro donde destacó el regreso a la cancha del Nemesio Diez de Antonio Naelson Sinha, quien fue ovacionado los 15 minutos que jugó.

El doblete del colombiano Uribe lo coloca en la lucha de goleo individual con 8 anotaciones, mientras que Toluca se sube a la segunda posición de la clasificación general con 26. Querétaro se quedó con 15 unidades en la parte baja de la tabla.

URIBE, LA NOVEDAD
El regreso de Fernando Uribe en el eje del ataque fue la novedad de los Diablos Rojos del Toluca para est compromiso, el resto del plantel fue el mismo que sumó siete unidades de las nieve que s disputaron antes del receso en la liga.

Talavera en el arco, custodiado por Paulo Da Silva, Jordán Silva, Carlos Gerardo Rodguez y Óscar Rojas, en la contención apareció Antonio Ríos y en el medio campo Darío Bottinelli apoyado por Carlos Esquivel y Christian Cueva. Arriba el colombiano Uribe junto a Enrique Triverio.

En Querétaro también repitieron la alineación de las recientes fechas, esa misma que le permitió levantar en la clasificación general con victorias, incluso, de visitante. La puerta estuvo custodiada por Tiago Volpi, junto a George Corral, Miguel Ángel Martínez, Dionicio Escalante y Danilo Verón. En medio campo Orbelin Pineda, Kevin Gutiérrez, Mario Osuna y Yerson Candelo. En el ataque Edgar Benítez y el goleador Emmanuel Villa.

REGRESO GOLEADOR
El partido comenzó con fuerte disputa por el balón en medio campo, ninguno de los dos equipos cedía terreno aunque la iniciativa de atacar fue de los Diablos Rojos ante unos Gallos que buscaron hacer daño mendiante el contragolpe y tiros de larga distancia de Orbelin Pineda, Benítez y Gutierrez.

Los Diablos generaron pero son mayor profundidad, hasta que llegaron errores defensivos del rival y los aprovechaon para romper el cero en el marcador muy temprano en el cotejo.

De inmediato el goleador Fernando Uribe se hizo pesar en el ataque mexiquense, al minuto 5 aprovechó un error de los Gallos, con exactitud de Kevin Gutiérrez que intentó regresar la balón a su zaga pero lo hizo muy comprometido, ahí ganó el atacante escarlata que entró al área por derecha y sacó un tiro cruzado que venció al portero Volpi para el 1-0.

La anotación mantuvo a los Diablos con el deseo de ampliar su ventaja, tocaron la pelota ante un oponente desconcentrado y al minuto 14 pudieron amiga la diferencia, una serie de toques que terminó con el zaguero Jordán Silva agregado al ataque y en el área, remató de primera intención y el balón pasó muy cerca del ángulo superior derecho.

Pero ese arribo fue apenas el aviso de lo que sucedería un minuto después, al 15' Antonio Ríos mandó un centró a los linderos del área de Querétaro, donde Kevin Gutiérrez no despejó y permitió que Carlos Esquivel se quedará con el balón, el delantero escarlata le ganó por velocidad, se quitó al portero y empujó a las redes para el 2-0.

El dominio del partido entonces era escarlata. El cuadro de Cardozo tocó el balón a lo largo y ancho de la cancha, no le prestó la pelota a un Querétaro que no se encontró en medio campo y no tardó en llegar la tercera anotación mexiquense. Fue la minuto 36, jugada por la banda derecha donde Enrique Triverio se llevó el balón entre varios zagueros, con base en potencia y algunos rebotes, llegó hasta el área donde le fue punteada la pelota, pero quedó justo donde sin marca llegó Fernando Uribe para anidarla en las redes para el 3-0 y poner su octavo gol en la liga.

ASUSTÓ EL GALLO
Antes de qquerer minara la primera mitad los Gallos Blancos por fin despertaron en el juego, hilvanaron jugadas hasta llegar al área de Talavera y en un rebote consiguieron recortar distancias. Fue al 44' un tiro de Orbelin Pineda que fue desviado por Carlos Gerardo Rodríguez para el 3-1.

Apenas iniciada la segunda mitad Querétaro se fue con todo en busca de la segunda notación, la cual llegó al 49' tras un tiro de esquina donde Talavera se equivocó en la salida, dejó el balón a la deriba y ahí Orbelin Pineda empujó la pelota a gol, aunque en los Diablos protestaron antes una falta sobre Silva, la cual no fue considerada por el silbante Jorge Rojas y decretó el 3-2.

GOLAZO Y DOBLETE DE ESQUIVEL
Ante el apremio del rival José Cardozo hizo modificaciones en su equipo, ingresó a Omar Arellano y a Moises Velasco, lo que le permitió recuperar el dominio de la pelota en medio campo, después ingresó a Edy Brambila para labores de enganche en los contragolpes.

Víctor Manuel Vucetich también hizo modificaciones en sus rojos, ingresó a Sepulveda y a Sinha para tratar de igualar el partido, a punto estuvieron de conseguirlos al 65' en un tiro de Benítez por izquierda que Talavera sacó del ángulo inferior.

La respuesta escarlata se dio al 78' un tiro libre directo por el centro, un tanto cargado a la derecha, donde Carlos Gerardo Rodríguez fintó pegarle, pasó por el cima de balón y dejó para Carlos Esquivel, que sólo levantó la pelota, sin fuerza pero con colocación para meterla por el ángulo superior derecho para el definitivo 4-2.

Todavía al final Edy Brambila pudo poner el quinto gol para los locales pero una increíble falla frente al arco, cuando estaba sin marca, impidió que se volviera a mover el marcador.