Jesús Quezada
7 de septiembre de 2015 / 11:49 p.m.

En los Diablos Rojos del Toluca la pausa en el torneo de Apertura 2015 vino en buen momento y aseguran que le sacaron el mayor de los provechos, una labor que esperan se refleje a partir de este fin de semana cuando visiten a los Tuzos del Pachuca, rival con el que medirán sus progresos.

Y es que los mexiquenses desean dejar atrás esa irregularidad de resultados y funcionamiento que los caracterizó en la primera parte del torneo, ahora la misión es ganar en todos los terrenos.

“Siempre es buen parámetro un equipo que es dinámico, con muchos jóvenes, veloz, siempre son buenos parámetros para saber si trabajamos bien, si tenemos que mejorar, pero el equipo está bien en todos los aspectos, simplemente es cuestión de seguir trabajando por el mismo canal y buscar esos tres puntos en Pachuca”, explicó el volante ofensivo de los escarlatas, Omar Arellano.

Y añadió: “fue una semana muy productiva, trabajamos bastante bien, físico, técnico, táctico, mentalmente nos despejamos un poco, en general fue buena y estamos con la pila al 100 para lo que viene”.

El conjunto que comanda el estratega José Saturnino Cardozo retomará la liga ubicado en la sexta posición de la clasificación general con 12 unidades, producto de cuatro victorias y tres derrotas, mientras que su rival en turno en la fecha ocho serán los Tuzos del Pachuca, escuadra urgida de unidades pues está en el lugar 15 con apenas 7 puntos, acumulado de dos victorias, un empate y cuatro derrotas.

Pese al mal inicio de liga de los Tuzos, en Toluca no se confían, por el contrario toman precauciones pues conocen de la calidad del plantel hidalguense.

“Sabemos que en el futbol mexicano no hay rival fácil, es muy parejo, pero independientemente de cómo venga el rival, si va primero o ultimo, nosotros debemos concentrarnos en lo que debemos hacer, jugar bien, buscar los tres puntos que de visitante siempre son importantes”, explicó Arellano.

Y es que el volante de los Diablos asegura que en el futbol mexicano hay paridad de fuerzas, una competencia que no permite a ningún equipo relajarse ni sentirse campeón antes de tiempo.

“Muchas veces menospreciamos el futbol mexicano, es un futbol muy competitivo, dinámico, ha mejorado mucho en los últimos años. Yo en lo personal lo prefiero así, competitivo, no que solo tres o cuatro pelen por el titulo, acá todos tienen las mismas posibilidades de quedar campeón o de descender, así no nos da oportunidad de relajarnos”.

REGRESA A SU CASA
Para Omar Arellano jugar contra Pachuca siempre será especial, fue la ciudad donde vivió su infancia, donde conoció el futbol y se hizo jugador profesional, un cúmulo de recuerdos que se quedarán atrás este sábado por la noche, pues el mayor deseo del volante de los Diablos es ganarle a los Tuzos.

“Pachuca es mi casa también, ahí nací, ahí crecí y me abrieron las puertas, no solo me formaron como futbolista sino como ser humano, la verdad es que en ese aspecto estoy muy agradecido con la institución, con Jesús Martínez, con Andrés Fassi que en su momento me pusieron en ese proyecto, y a tanta gente con la que trabaje, agradecido, pero ahora es rival y aunque haya un cariño quiero ganarles”.

Los Diablos Rojos iniciaron entrenamientos de cara a este duelo de la octava jornada del fútbol mexicano donde la unida duda es la del defensa central Aarón Galindo quien se recupera de una lesión muscular.