Jesús Quezada
14 de septiembre de 2015 / 07:13 p.m.

En sus épocas juveniles soñó con hacer vibrar las redes como sus connacionales Faustino Asprilla y Víctor Hugo Aristizabal, dos grandes goleadores colombianos a los que al paso del tiempo no les pudo copiar el estilo, pero sí, ese olfato letal, esa contundencia que por segunda vez quedó de manifiesta en el fútbol mexicano, la primera, había sido con tres goles en la Copa MX, y ahora logró cuatro en la Liga.

Pero no solo fue la cantidad de goles lo que hizo especial para Uribe la noche del pasado sábado en Pachuca, sobre todo, le dejó satisfecho el resultado, un partido que parecía adverso, con sus anotaciones le dio un tono distinto hasta convertirlo en victoria, una hazaña que comparte con todo el equipo, pues detalla que fue labor de grupo.

“Muy feliz no solo por los goles sino por la remontada del equipo, la capacidad que tuvo para salir de esa situación, un primer tiempo 3-1 abajo es complicado pero el equipo salió decidido a remontarlo y pudimos hacerlo. Para mí es una felicidad enorme haber convertido cuatro goles, ya es la segunda vez que lo logro y ahora solo me queda trabajar para seguir mejorando y aportar al equipo lo más posible”, expresó el delantero colombiano.

Y añadió: “siempre que anoto más de tres goles me llevo la pelota para la casa, la hago firmar de todos mis compañeros porque es un esfuerzo de todos, ellos hicieron posible esto, por eso les hago firmar el balón y me lo llevo como recuerdo de ese bonito momento. Yo solo tuve la fortuna y la bendición de estar en el momento justo y culminar las jugadas, pero fue algo de todo el equipo, cada gol fue un sacrificio de todos los compañeros que al final se vio reflejado en un marcador muy lindo para nosotros”.

Es la segunda vez que Uribe consigue cuatro tantos en un solo partidos, la primera fue en su natal Colombia, pero esta en México se deja un sabor mucho más placentero, pues fueron goles que ayudaron al equipo a sacar tres unidades que al medio tiempo parecían perdidas.

“Marcas cuatro goles siempre es lindo y te trae alegría, pero más cuando vienes de un marcador adverso, eso vale mas, lo que hizo todo el grupo, esa capacidad de entrega y sacrificio se valora más que los goles. Me gustó el ultimo gol por la remontada, porque faltaban algunos minutos, porque físicamente era difícil que las piernas respondieran y hago un recorrido de 70 metros o mas porque cobraron un tiro libre en contra, después llegar a gol fue algo maravilloso”.

ANHELA UN TITULO DE GOLEO

Fernando Uribe tiene metas personales, desea hacer muchos goles en el futbol mexicano y luchar por un titulo de goleo. Por ahora es el máximo romperredes del Toluca con seis tantos en la liga.

“Desde que llegué he trabajado muy duro para adaptarme cada vez más rápido, me siento bien pero creo que puedo dar mucho más, que tengo la capacidad de dar más al equipo. En México he encontrado un futbol de ida y vuelta, juegos abiertos, de mayor intensidad pero con defensas recias y que a uno como delantero te toca luchar mucho para generar las opciones de gol. El título de goleo es una meta que tengo en lo personal, no se si se pueda dar este torneo, si es un anhelo como delantero, quiero seguir marcando y esperar a que un día se pueda lograr con Toluca”.

EN LA HISTORIA

Fernando Uribe entra a la historia del Deportivo Toluca como sexto delantero en conseguir cuatro tantos en un partido de liga, se une a nombres como los de Julio María Palleiro, Amaury Apaminondas, Vicente Pereda, José Cardozo, quien lo hizo en dos ocasiones y recientemente el argentino Bruno Marioni.

Pese a ello, a Uribe le gustaría quedar en la historia del Toluca también por haber sumado una estrella al escudo de los escarlatas. “Son estadísticas pero uno trabaja para aportarle al equipo en este momento, es lindo quedar en la historia de un club pero hay muchas más cosas por hacer, mucho camino por recorrer y la meta es lograr el campeonato, esas son las estadísticas donde me gustaría quedarme, en la memoria de los inchas”.