JESÚS QUEZADA
12 de octubre de 2015 / 06:35 p.m.

Hace cinco meses Lucas Lobos entrenó con balón por última vez. Después, todo fue cuesta arriba; fue puesto transferible por el club, pero no despertó interés de algún equipo de Primera División, de tal manera que prefirió parar y hacerse una cirugía en la rodilla derecha, receso que parece pronto terminará.

El enganche de los Diablos Rojos está recuperado por completo de aquella intervención quirúrgica en los meniscos de la rodilla derecha, por eso retomó sus trabajos físicos y este lunes por primera vez hizo futbol al parejo de sus compañeros, nuevos toques con la pelota donde aún luce desconfiado pero con las ganas de regresar a una cancha de manera oficial, pues desde el 10 de mayo de este año no disputa un cotejo con los choriceros.

En la primera práctica de los Diablos en esta semana, Lobos corrió al parejo, hizo ejercicios físicos de resistencia y después con el balón, se metió por unos minutos a los ensayos tácticos y hasta lanzó algunos trazos a sus compañeros delanteros, dejando claro que el toque que los caracteriza se mantiene intacto.

“Me siento contento de poder volver, estamos en una etapa donde todavía me falta confianza, trabajar la fuerza, así que hoy me tocó estar un rato con los compañeros, estar en la cancha y eso me pone contento, poder volver y seguir trabajando, tomar el ritmo que perdí en estos meses, así que bueno esperemos volver de la mejor manera”.

El plan de Lucas Lobos es meterse de lleno en su recuperación física durante dos semanas, sin perder contacto con la pelota, después de ello considera que estará listo para pelear una titularidad.

“La idea es que juegue en este torneo, trabajamos para eso, sabíamos que la operación sería larga pero trabajamos para estar en este fin del torneo, en las ultimas fechas ingresar unos minutos Ojalá pueda estar mejor en estos días, en estas semanas, trabajo para eso, tengo muchas ganas de volver, a pesar de que el equipo está bien, muy competitivo, pero siempre es bueno que haya una competencia entre nosotros”, dijo.

“Llegó gente nueva, se está jugando con dos delanteros, un poco más tiradas arriba, ojalá pueda entrar, eso lo decidirá el técnico, uno trata de estar lo mejor posible para generar una competencia entre nosotros y el mejor va a jugar, por ahora me enfocó más en mi recuperación, estar mejor lo antes posible y después que Cardozo tenga sus dudas de a quién alinear”, añadió.

La recuperación de la rodilla de Lobos ha sido lenta, él está conciente de eso, se trata de la tercera que tiene en esa parte del cuerpo y de la que más trabajo le ha costado regresar, pero no quiere apresurar nada, pues su deseo es regresar completo para ayudar a los Diablos a pelear el titulo del Apertura 2015.

Evidentemente, Lobos extraña el futbol, las canchas y los juegos con estadios llenos, siempre ha vivido del balompié y casi nunca había parado tanto tiempo.

“Se extraña el futbol, uno que vive de esto, jugar es parte de nosotros, el no poder estar no me gusta, casi nunca me ha tocado y estar afuera se hace extraño, aunque se que debo ser paciente, que existen este tipo de lesiones y bueno, hay que trabajar y estar lo mejor posible para volver bien”, concluyó.