jesus quezada
23 de abril de 2015 / 10:29 p.m.

La cancha del estadio Nemesio Diez se mantiene invicto en el actual torneo de Clausura 2015, aduana donde solo dos equipos, Santos y Atlas, han salido con unidades. Así con calidad de impasable y de un infierno para los rivales quieren conservarla los Diablos Rojos este fin de semana cuando reciban a los Xolos de Tijuana, puntos que además les servirían en su labor por meterse a la liguilla.

“Cuando venía a jugar aquí lo sufría, como se dice la plaza de Toluca era un infierno. Siento que sí los rivales lo sienten y por eso debemos sacar provecho de eso, hacernos fuerte de local que es lo que nos ha venido dando puntos, por eso los del domingo deben quedarse en casa y ojala que el estadio se llene y consigamos una victoria”, mencionó el mediocampista Lucas Lobos, quien rompió su ayuno de declaraciones ante los medios de comunicación de casi tres meses.

El volante sabe que ganando los dos partidos que le quedan a Toluca en casa es muy posible la clasificación, pues llegarían a 26 unidades; sin embargo, prefiere ir paso a paso y primero sumar de a tres ante unos Xolos con la misma urgencia de unidades.

“En los últimos partidos han caído pero no deja de ser un equipo importante, ordenado. Arriba Hauche, Arango, son jugadores rápidos hay que estar atento porque definen partidos, pero nosotros estamos con la idea de la solidez , orden, tenencia de la pelota, de esas cosas que nos dieron puntos en casa”.

QUIERE MÁS MINUTOS

Ya sin pretextos de adaptación climática y de altura a la ciudad de Toluca, Lucas Lobos trabaja por ganarse más minutos con los Diablos, aunque se mantiene respetuoso de las decisiones de su estratega, José Cardozo.

“Me gustaría estar mejor, pero estoy trabajando, echando ganas, comprometido, lamentablemente a veces no me toca jugar, pero uno trabaja para estar y son decisiones del técnico que es el que elige los 11 titulares, uno no baja la cabeza porque aquí ganamos y perdemos todos”, detalló.

Lobos no olvida esa posibilidad de regresar al Tricolor, pero ahora su prioridad es retomar su nivel con los Diablos y después pensar en otras empresas.

“Falta más en lo personal, agarrar una regularidad mayor, me debo sentir mejor, me gustaría ser más regular acá y después pensar en otra cosa, primero quiero rendir acá”.