JESÚS QUEZADA
28 de febrero de 2016 / 12:01 a.m.

Con siete jornadas consecutivas sin ganar y un porcntaje de efectividad de apenas 33 por ciento, los Diablos Rojos del Toluca dejarán sus aspiraciones de un título de liga para después, al menos así parece en las estadísticas pues los sitios de liguilla se alejan y a los escarlatas se les viene lo más apretado de su calendario de juegos, que combina la liga local con la Copa Libertadores.

Ahora los rojos hilvanaron su segundo cotejo del Clausura 2016 con derrota, la tercera del campeonato tras caer 1-0 ante Pachuca, duelo de la fecha ocho que se disputó en la cancha del estadio Nemesio Diez.

Con este resultado Pachuca acosa el primer lugar general con 17 unidades, mientras que Toluca se queda con 7 puntos y con maletas listas para viajar a Argentina, donde el próximo miércoles se mide a San Lorenzo, en la segunda fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores.

CON LO MEJOR

Era la última llamada para Toluca en su intento de salvar sus posibilidades de pelear por un lugar en la liguilla, por eso, José Cardozo no se guardó nada, puso a su cuadro titular y hasta se dio tiempo de innovar en algunas posiciones.

Alfredo Talavera en el arco, custodiado por línea de cuatro zagueros, los centrales Paulo Da Silva y Jordán Silva, así como los laterales Carlos Gerardo Rodríguez y Óscar Rojas, éste último en lugar del suspendido Gerado Flóres.

En medio campo los habituales Antonio Ríos y Richard Ortiz en la recuperación. La novedad fue la incorporación de Edy Brambila como volante de enganche, apoyado por los costados por Carlos Esquivel y Christian Cueva, quien regresó a la titularidad. Adelante apareció como eje de ataque Enrique Triverio.

Por Pachuca llegaron al Estado de México con sus mejores hombres y dispuestos a cobrar la derrota que la jornada anterior les propinó Atlas. Los de Diego Alonso salieron con Óscar Rojas en el arco, Óscar Murillo, Omar González, Jhon Medina y Jorge Hermandez en la zaga.

Jorge Hernández y Hirving Lozano, Erick Gutiérrez y Simón Almeida, en la media cancha y arriba Ruben Botta y Franco Jara.

GOL DE VESTIDOR

Una de las característica de Pachuca es la velocidad de sus atacantes, cualidad que no tardaron en mostrar en el infierno, pues el reloj todavía no llegaba al primer minuto de juego cuando aprovecharon su dinámica para abrir el marcador.

Pachuca movió el balón, tocaron hasta llegar a campo rival. Almeida trianguló con Botta y así limpiaron a la zaga escarlata, que admás dejó sin marca a Hirving Lozano por izquierda, a quien le llegó el balón, entró al área y ante la salida del portero rojo, sacó un potente disparo cruzado que Talavera alcanzó a rosar, pero la fuerza del tiro le impidió rechazarlo y el balón terminó en las redes para el 1-0.

El desconcierto invadió las filas rojas, tardaron en concentrarse y eso casi les cuesta una segunda anotación al minuto 2, otra vez en un ataque con velocidad de Pachuca, Lozano quedó sólo por izquierda, pero ahora su remate fue tapado por el oportuno achique de Talavera.

Los Tuzos se percataron del mal momento de Toluca, siguieron atacando hasta generar una nueva oportunidad para ampliar su ventaja. Minuto 9, Simón Almeida llegó por derecha, sin marca, disparó, pero. Remate se fue muy cruzado ante el achique del guardameta escarlata.

Los Diablos reaccionaron hasta pasados los 10 minutos de partido, con un tiro de Carlos Gerardo que en la línea final fue desviado por Óscar Murillo.

La desventaja del Toluca dejó esquemas claros en el partido, unos Diablos con mayor posesión de balón en busca del empate, pero unos Tuzos muy peligrosos al contragolpe, con velocidad que generó por lo menos tres llegadas más de gol.

Hirving Lozano participó en las tres, las dos primeras con la misma fórmula de contragolpe y ampliación a la izquirda, llegó sin marca pero su primero tiro se fue desviado, el segundo lo tapó Óscar Rojas.
Todavía en la última jugada del primer tiempo, el balón le llegó a Lozano por derecha, sin marca pudo haber cabeceado al arco pero prefirió pasar para la llegada de Almeida, quien remató pero desviado.
Los Diablos también generaron aproximaciones pero menos claras, la mayoría terminaron en intentos desde fuera del área de Carlos Esquivel, Edy Brambila y Christian Cueva, todos buscando aprovechar que el pasto estaba mojado por la insesante lluvia, pero en el fondo Pérez detuvo todo.

DIABLO SIN PUNTERÍA

Tras el descanso los de José Cardozo sólo tuvieron una modificación, la salida de Edy Brambila y la incorporación de Darío Botinelli, quien le dio mayor fuerza al medio campo escarlata, se apoderaron del balón pero también dejaron espacios para el contragolpe de Pachuca.

Aún así Toluca se fue al frente, hilvanó jugadas y al minuto 50 tuvieron para empatar el partido, centro al área que Botinelli bajó a Triverio, quien sin marca y con balón botando remató con potencia pero por arriba del arco de Óscar Pérez.

Llegó el momento de que ambos equipos movieran sus piezas.

Pachuca ingresó José Martínez por Simón Almeida, mientras que José Cardozo sacó de la cancha a Christian Cueva para darle pasó al debut del joven Alexis Vega, extremo por izquierda que tenía la misión de generar servicios al área.

Pese a jugar con riesgos, Toluca no cesó en generar aproximaciones. Al 67' Carlos Esquivel lo intentó con un tiro libre directo, disparo que pasó apenas arriba del arco de Pérez.

Al minuto 80 una vez más lo intentaron los Diablos, tiro libre directo por izquierda que fue cobrado por Darío Bottinelli, colocado pero se estrelló en el larguero, sin esa dosis de fortuna y puntería que al final dejó al Toluca con una nueva derrota.