AGENCIAS
17 de febrero de 2016 / 10:19 p.m.

Con empuje y vigor, Diablos Rojos de Toluca fue capaz de superar en casa 2-0 a Gremio de Porto Alegre, a pesar de tener un hombre menos en gran parte del cotejo, para iniciar con el pie derecho en la Copa Libertadores de América 2016.

El delantero argentino Enrique Triverio fue la figura del encuentro efectuado en el estadio Nemesio Díez y marcó los dos tantos del triunfo, al minuto 46, y de penal, al 77.

Así, el equipo mexicano sumó sus primeras tres unidades en el Grupo 6, que completan Liga Deportiva Universitaria de Quito y San Lorenzo de Almagro, mientras Gremio se quedó en cero.

Con la obligación de hacer valer la condición de local, en un torneo donde sí marca diferencia, el equipo mexiquense buscó tener la iniciativa ante sus seguidores, pero se encontró con un experimentado conjunto brasileño, que supo pararse con orden.

Conforme pasaron los minutos y ante el hecho de no poder abrir la zaga visitante, la actuación del Toluca quedó a deber en la primera parte, Y el portero Marcelo Grohe pasó desapercibido.

Incluso la desesperación por ese insípido primer lapso provocó la expulsión de Moisés Velasco al minuto 36, lo que parecía la debacle escarlta y más todavía por que Gremio se apreciaba mejor en el campo y Everton, con zurdazo, había perdonado contra Alfredo Talavera, quien hizo un atajadón.

El único acercamiento de Diablos Rojos en la primera mitad fue un remate de cabeza del paraguayo Richard Ortiz a las manos de Grohe en un compromiso cómodo para los gauchos.

Antes del comienzo del segundo lapso, el técnico del Toluca, el paraguayo José Cardozo se fue expulsado para aumentar los problemas del cuadro local, pero todo dio un giro de 360 grados y con 10 hombres las cosas cambiaron a favor de los rojos.

En la primera acción del complemento, Triverio metió un cabezazo complicado para superar a Marcelo Grohe y hacer el 1-0 tras la asistencia por la izquierda de Carlos Rodríguez, lo que provocó, incluso que Cardozo festejara con los suyos en bola ya sin arriesgar la expulsión pero sí podría sufrir un castigo más severo.

Gremio de Porto Alegre quedó anonadado, tardó en despertar y con la ventaja en el marcador Diablos Rojos todavía falló el segundo gol en un excelso contragolpe de cuatro toques que no pudo liquidar Richard Ortiz ante la atajada del cancerbero brasileño.

Pese a la superioridad numérica, la escuadra sudamericana no marcó diferencias, Toluca prestó el balón pero fue capaz de crear peligro cada vez que tenía el esférico de su lado, de manera increible con un jugador menos era mejor la escuadra mexicana.

El sacrificio y el buen despliegue físico le rindió frutos a Toluca, que gracias a una viveza de Triverio consiguió el 2-0 con disparo desde el manchón penal ejecutado por el mismo pampero, quien propició la pena máxima al ganar un balón que parecía perdido.

Así Toluca dejó grato sabor de boca en su debut de esta Copa Libertadores de América 2016, donde la localía es vital y más en un grupo cerrado y demostró que se puede ser bipolar, no se notó la inferioridad numérica. El 2 de marzo Toluca visitará a San Lorenzo.

El árbitro del encuentro fue el boliviano Gery Vargas, quien tuvo una labor aceptable, amonestó a Richard Ortiz y expulsó a Moisés Velasco en el equipo de casa y por la visita enseñó tarjeta amarilla a Douglas dos Santos, Wallace Oliveira, Maicon Pereira y Marcelo Oliveira.