JESÚS QUEZADA
6 de julio de 2015 / 10:23 p.m.

Uno de las mayores críticas al sistema de juego del Toluca en torneos pasados fue la falta de variantes, desde el parado del equipo hasta la forma de atacar, por eso, desde la pretemporada el estratega José Cardozo ensaya variantes que le permitan experimentar y encontrar el más productivo rostro del cuadro escarlata.

Y es que para el estratega paraguayo no hay medias tintas, quiere un equipo ofensivo, espectacular y con mucho gol, pero también, un cuadro balanceado, que se mantenga sólido desde media cancha y en la zaga, una base que modifica partido tras partidos hasta encontrar el mejor diseño.

“Estamos conformado un equipo con mayores variantes, el ser ofensivo depende de las situaciones de los partidos, el cómo se va planteando y cómo se va manejando, pero la idea es que este equipo siempre salga a proponer, a atacar, a ganar, para ello debe ser ofensivo, ya sea con línea de cinco o cuatro, la idea es clara, este equipo debe ir a proponer en cualquier cancha”, expresó el zaguero de los Diablos, Carlos Gerardo Rodríguez.

Si el objetivo de Toluca es ser ofensivo, empieza desde su defensa esa estrategia, con un portero de manos seguras que puede contrarrestar un posible contragolpe, una zaga bien coordinada y que se conoce bien, una media de contención con responsabilidades de recuperar el balón pero también de iniciar la ofensiva choricera, pero sobre todo, unos laterales con el suficiente fondo físico para defender y de inmediato ser la salida del equipo rumbo al arco rival.

“Se vuelve un papel importante de los carrileros, el ir y venir, defender y después atacar de la mejor manera es bueno para el equipo, lo ideal es que cada quien haga su trabajo en la posición que le toque y así será más fácil conformar un grupo fuerte y unido que busque un mismo objetivo”, añadió Gerardo Rodríguez.

También, en este sistema que ensaya el Toluca de José Cardozo, la responsabilidad de hacer goles no es exclusiva de los delanteros, si bien ellos son los más cercanos al arco rival también tienen funciones defensivas, pues será un defender y agredir en bloque.

“Si los delanteros están para hacer goles pero somos un equipo, lo importante es encontrar un equilibrio para que todo el equipo pueda sobre salir y no solo un jugador o un delantero. Si un compañero destaca es porque el equipo está haciendo las cosas bien, por eso es de suma importancia encontrar ese equilibrio”, explicó el zaguero rojo.

A SUMAR DESDE EL INICIO


Los Diablos Rojos continuarán esta semana sus partidos de preparación, primero el próximo miércoles recibiendo en sus instalaciones de Metepec a los Alebrijes de Oaxaca, escuadra de la División de Ascenso. Después, el próximo sábado 11 de este mes se medirán ante los Gallos Blancos del Querétaro.

La idea es que lleguen al inicio del torneo ya con dinámica de juego, sin pretextos musculares y mucho menos de estrategia.

“El equipo va sumando en todos los aspectos, los partidos han sido buenos, nos han ayudado a corregir errores, tenemos tranquilidad para mejorar y trabajar día con día. Iniciando el torneo el equipo se debe ver fuerte, peleando los primeros lugares, sabemos que estamos en deuda del torneo pasado, los objetivos son claros, estar arriba en la tabla, entrar a la liguilla para pelear por el título”, detalló Carlos Gerardo Rodríguez.

El cuadro mexiquense iniciará el torneo de Apertura 2015 el próximo 25 de julio visitando a los Tigres.

En cuadro escarlata inició la semana con varias ausencias, la de sus refuerzos extranjeros Dario Botinelli, Fernando Uribe y Enrique Triverio quienes estuvieron en trámites de su visa de trabajo. Por otra parte, el zaguero central Paulo César Da Silva recibió una semana de vacaciones tras su participación con Paraguay en la Copa América.