NOTIMEX
26 de septiembre de 2015 / 11:38 p.m.

Preocupante es ya la situación de Dorados de Sinaloa en el presente torneo, ya que este sábado volvió a sumar una derrota, al caer 1-2 ante Diablos Rojos de Toluca en partido de la fecha 10 del Torneo Apertura 2015 de la Liga MX.

Estar en casa no le ha servido al conjunto sinaloense, pues luego de ponerse adelante en el marcador con el tanto del ecuatoriano Marcos Caicedo (42), el argentino Enrique Triverio (62) y un autogol de Héctor Mancilla (76) le dieron la vuelta al marcador.

El triunfo le permite al conjunto mexiquense llegar a 19 puntos, arañando ya la cima general, mientras Dorados se quedó en ocho puntos y su situación en la tabla de cocientes se complica cada vez más para convertirse en el candidato a descender.

Con un buen primer tiempo ante un rival que ha mostrado altibajos en el presente torneo, al cuadro sinaloense solo le faltó coronarlo con un gol, pues aunque tuvo llegada sobre el marco de Alfredo Talavera, no pudo concretar.

Esa fue la tónica del primer lapso, que fue dominado por el local, sin que pudiera hacer efectivo ese dominio que sorprendió al conjunto visitante, el cual también se soltó y fue al frente a tratar de hacer daño al arco de Luis Michel.

Los dos equipos lucharon con todo por el resultado pero fue el “Gran Pez” el que lo consiguió con la anotación del ecuatoriano Marcos Caicedo, en el minuto 42, para darle la ventaja 1-0 a su escuadra y una aparente tranquilidad.

Sin embargo, Diablos Rojos nunca bajó los brazos y también tuvo sus ocasiones, hasta concretar la que tuvo en el minuto 62, por conducto del argentino Enrique Triverio, quien con certero remate venció a Michel para hacer el 1-1.

Con la igualada, apareció el futbol del cuadro mexiquense, que aprovechó el bajón del once local para hacer el 2-1, y darle la vuelta al marcador con el autogol de Héctor Mancilla en el minuto 76.

La desesperación comenzó a golpear en los jugadores de Dorados, por lo que el uruguayo Jonathan Lacerda se ganó la roja directa en el minuto 81 por una dura entrada sobre un rival, lo que le permitió a Toluca manejar el encuentro más tranquilo.

El trabajo del silbante José Alfredo Peñaloza fue bueno y solo amonestó a Néstor Vidrio y expulso al uruguayo Jonathan Lacerda en el 81 con roja directa, por Dorados.