jesús quezada | @chussque
6 de marzo de 2017 / 08:21 p.m.

En Toluca se sienten perseguidos por el arbitraje mexicano. Después de las dos expulsiones que sufrieron el pasado juego ante el Guadalajara, los Diablos Rojos levantan la voz y piden a los silbantes una marcación pareja, imparcial y sin peso de camisetas, pues consideran que así como ellos han golpeado a los rivales, los oponentes también han caído en infracciones al reglamento que no son sancionadas con la severidad que le aplican al plantel choricero.

El lateral de los Diablos, Rodrigo Salinas, considera que de nada ha servido las charlas que han tenido con la Comisión de Arbitraje pues aunque les prometen una marcación pareja, en los juegos ha sido Toluca uno de los equipos más infraccionados del Clausura 2017 con 31 amarillas y tres expulsiones.

"Cualquier cosa que hagamos, un rozón, un empujón en un deporte que sabemos es de contacto, siempre nos hacen lo mismo los árbitros, nos sacan por cualquier cosa amarilla los árbitros, incluso hubo quejas a la federación, vinieron a hablar con nosotros por lo mismo de que estábamos inconformes y no sirvió de nada porque nos siguen sacando (tarjetas) por cualquier cosa, ves a nuestros compañeros que les pegan y no pasa nada, es un poco molesto", expresó el jugador escarlata.

Salinas considera que las amonestaciones son formas en que un silbante puede incidir en un partido, el ejemplo es él mismo pues suma cuatro amarillas en la liga, a una de una suspensión, pero advierte que no se siente merecedor de todos esos tarjetones.

"Uno como defensa ya con una amarilla que te pongan en el minuto 15 o 10 ya no es lo mismo todo el partido, nada mas buscamos que sean parejos los árbitros para los dos equipos porque a nosotros también nos golpean, nos jalan y no nos han marcado parejo".

PLÁTICAS ESTÉRILES

Es la segunda ocasión en este torneo que Toluca se manifiesta en contra del trabajo de los silbantes, la primera fue tras el juego de la Jornada 5 ante Pachuca donde les fueron anulados dos anotaciones legítimas.

Tras ese juego representantes de la Comisión de Arbitraje de la Federación Mexicana de Fútbol acudieron al entrenamiento del Toluca para charlar con ellos, una plática que para Rodrigo Salinas no tuvo frutos.

"En la fecha de Pachuca nos anularon dos goles que eran legítimos, ahí nos molestamos y les pedimos que fueran parejos porque veíamos que era contra nosotros, de hecho en lo personal tengo cuatro amarillas por eso, pero bueno hay que seguir trabajando pero si pedimos hay que ser parejos nada más".

Pese a todo Salinas advierte que Toluca está bien, dolido por las dos derrotas consecutivas pero seguros de que saldrán de esta mala racha, de inicio el próximo miércoles cuando jueguen Octavos de Final en la Copa MX ante Morelia.

"El equipo está bien, se encuentra unido, trabajando pese a las dos derrotas consecutivas que hemos tenido, lo platicamos y tenemos una nueva oportunidad de regresar a la cima ahora en nuestra casa, con nuestra afición y el equipo está con ganas y con la misma ilusión de sacar los tres puntos para seguir peleando un lugar en la liguilla", dijo.

Y añadió: "Morelia le interesa más el torneo el descenso, la Liga, pero igual tiene jugadores de calidad que han disputado la Copa, pero nosotros sabemos lo que queremos, lo que buscamos, trabajamos fuerte y en nuestro estadio hay que hacernos pesar para seguir avanzando".