JESÚS QUEZADA
6 de enero de 2016 / 10:35 p.m.

Los Diablos Rojos del Toluca tienen su némesis y se llama Tigres. Y es que el conjunto felino se convirtió en el “coco” de los choriceros en los recientes campeonatos, dejándolos fuera de la Liga y la Copa, evitando que los mexiquenses clasificaran a una liguilla y los dejó fuera de los lugares de Copa Libertadores en 2014.

La más reciente afrenta de los norteños hacía los toluqueños fue la liguilla pasada, donde los eliminaron de las semifinales con un contundente 2-0 en el juego de vuelta que se jugó en el mismo infierno. Pese a todo eso, en los Diablos Rojos no hay rencor o cualquier tipo de animadversión hacia la escuadra campeona del futbol mexicano, por el contrario, abe que les han ganado conforme a las reglas, pero también, aceptan que ahora se incrementa su deseo por derrotarlos.

“No hay ningún tipo de rencor hacia Tigres, ni en lo personal ni en lo grupal, son más cosas que se manejan en lo extra futbolístico. Nosotros felicitamos a Tigres porque la verdad es un buen equipo, nos ganaron bien y fueron justos campeones, así que no hay porque tener rencor”, explicó el delantero de los Diablos Rojos, Fernando Uribe.

Así, para los escarlatas no representa mayor expectativa el enfrentar al campeón más que la posibilidad de comenzar bien el año, u nuevo torneo donde retoman sus aspiraciones de campeonatos.

“Es motivante como enfrentar a cualquier otro equipo porque se trata del inicio de un nuevo sueño, de una nueva ilusión para nosotros, un nuevo torneo donde tenemos la responsabilidad de ser protagonistas, de buscar más de lo que hicimos el torneo pasado, así que la motivación debe estar siempre arriba”, añadió el delantero colombiano.