JESÚS QUEZADA
29 de septiembre de 2015 / 11:55 p.m.

El infierno volvió a arder. Después de las complicaciones que tenía Toluca para ganar en su cancha, los Diablos Rojos por fin fueron contundentes y golearon 4-1 a los Xolos de Tijuana, victoria que cortó una mala racha de dos juegos sin poder sumar victorias en el estadio Nemesio Diez y que los coloca por ahora como sublíderes de la competencia.

Los dirigidos por José Cardozo aprovecharon las dolencias defensivas de Tijuana, guiados en los costados por Carlos Esquivel, Omar Arellano y sobre todo Christina Cueva, llegaron cuantas veces quisieron al arco visitante y sumaron su séptima victoria del torneo con lo que suma. 22 unidades, dejando a los Xolos en la media tabla con apenas 13 puntos.

REPITE ALIENACIÓN

José Cardozo aplicó la máxima del fútbol "equipo que gana repite", por eso mandó al terreno de juego al mismo 11 que el pasado fin de semana le dio la victoria en Sinaloa.

El parado táctico fue con Alfredo Talavera en el arco, custodiado por una línea de cuatro zagueros con Paulo Da Silva y Jordán Silva en la central, Oscar Rojas y Carlos Gerardo Rodríguez en las laterales.

En la contención apareció Antonio Ríos, delante de él y para armar juego Darío Bottinelli, apoyado por los costados por Carlos Esquivel y Christian Cueva, dejando en el deje del ataque a Omar Arellano y Enrique Triverio.

Por su parte Xolos de Tijuana tampoco tuvieron grandes modificaciones, se bastaron en la cancha del Nemesio Diez con su acostumbrado parado de visitante y que les ha dado tres victorias en patio ajeno en este certamen.

Federico Vilar en el arco, línea de cinco con Javier Gandolfi, Michel Orozco, Antonio Madueña, Leiton Jiménz y Juan Carlos Núñez; en medio campo con Diego de Buen, Juan Arango, José Cárdenas y Gabriel Auche, mientras que arriba en busca de un largo pelotazo se quedó Dayro Moreno.

OFENSIVAS ANULADAS

Los primeros minutos del cotejo tuvieron pocas aproximaciones serias a los arcos, ambos equipos se metieron en una lucha por el balón en medio campo, lo que evitó que sus ofensivas se mostrarán con peligrosidad.

Las más importantes fueron de lado del Toluca, sobre todo en jugadas generadas por la banda izquierda donde Christian Cueva provocó una avenida con sus encares y regates.

Fue por ese mismo costado que vino la primera llegada de los Diablos, servicio del peruano que se paseó por toda el área y llegó a segundo poste donde Carlos Esquivel no pudo conectar la pelota pese a estirarse por ella.

Más adelante, al minuto 18, Darío Botinelli se avivó en un saque de banda por izquierda, ejecutó rápido y pasó para Omar Arellano quien entró al área y sacó un disparo que quiso colocar en el ángulo contrario peto pasó apenas arriba del arco de Vilar.

ACIERTO Y ERROR

Los espacios se cerraron en la zaga de Tijuana lo que hizo más complicado el andar de los Diablos, quienes dejaron de intentar pases filtrados o servicios al área, ahora lo buscaron con tiros de larga y media distancia aunque casi todos imprecisos.

Lo intentó Óscar Rojas por derecha en tiro apenas entrando al área, el balón pasó apenas arriba del arco de Vilar. Después, Carlos Esquivel casi por el centro pero el destino la pelota fue el mismo, la tribuna.

Sin embargo, la insistencia de los Diablos tuvo recompensa al minuto 38 en un tiro de Enrique Triverio desde fuera del área por derecha, raso y con potencia pero que se le escapó al portero Federico Vilar quien intentó quedarse con el balón pero se le fue de entre las manos para el 1-0.

La anotación le dio confianza a los escarlatas que se fueron en busca de la segunda anotación y a punto estuvieron de conseguirla antes del medio tiempo, al 44 Omar Arellano tuvo un par de posibilidades, primero en el área estuvo sólo y de cabeza intentó concentrar pero no atino a pegarle al balón, después al 45 sacó un disparo desde fuera del área que se estrelló en el larguero.

Para la segunda mitad Tijuana hizo modificaciones, la primera obligada tras la lesion de Gandolfi, entró Uriel Álvarez; la segunda, fue en el medio campo, la salida de Hauche y la entrada de Alberto García.

Sin embago, las modificaciones poco cambiaron el rumbo del juego, Toluca mantuvo su idea de ir hacia adelante, atacó a los Xolos aunque sin la contundencia para ampliar la diferencia en el marcador.

Justo cuando mejor jugaban los Diablos vino una sería descendían defensiva que les costó el empate.

Fue al minuto 54, Dayro Moreno entró por el centro, con base en rebotes se quitó a varios zaguero, en uno de esos rechazos el balón le pegó en la mano y la defensa del Toluca se quedó parada esperando que fuera marcada; sin embargo el silbante Erick Miranda, dejó seguir la jugada que se abrió por derecha, donde Antonio Madueña sacó un servicio a primer poste, ahí el central Paulo Da Silva se anticipó a la llegada Moreno pero mandó la pelota al fondo de su propia meta para el 1-1.

APARCIÓ CUEVA

Una vez emparejado el partido los Diablos retomaron la idea de ir al frente,buscaron huecos por el centro ante una replegada zaga tijuanense que los obligó al insistir desde fuera. Sin embargo, fue en una jugada a balón parado donde los choriceros estuvieron a punto de recobrar la ventaja, centro al corazón del área que Jordán Silva remató pero directo a las manos del portero Vilar.

La insistencia roja no paró e insistió por las bandas, Carlos Esquivel y Christian Cueva poco a poco fueron encontrando huecos en una cansada zaga visitante. Ambos se metieron al área pero los servicios finales no fueron tan certeros.

Fue al minuto 68 que por fin encontraron el camino a las redes, fue el peruano Christian Cueva que por izquierda encaró a Michel Orozco y Carlos Madueña, con fintas y cambio de ritmo se los quitó, encaró a Vilar al que venció con un potente y colocado tiro raso, cruzado que puso el 2-1.

Fue este gol que despertó el hambre de ataque del equipo fronterizo, un Tijuana que tuvo dos oportunidades de emparejar el partido pero no la precisión para resolverlas.

Primero al minuto 72, un tiro desde fuera del área de Juan Arango que pasó apenas a un lado del poste izquierdo de Talavera.

Después, al 74' en un balón pasado Alberto García recentró a un solitario Dayro Moreno, que sin marca y dentro del área chica intentó rematar de cabeza pero muy descompuesto y el balón se fue por la línea final.

Esas líneas que adelntó Tijuana pronto fueron bien aprovechadas por Toluca, que llegó con balón dominado al área rival y no tardó en materializar sus arribos en el marcador.

Al minuto 79 Omar Arellano condujo el balón por izquierda, llegó al área donde hizo pared con Christian Cueva, quedó sólo y sacó un disparo colocado, con la parte interna del pie derecho para colocar la pelota en el ángulo superior derecho para el 3-1.

Ya con un rival en la lona los Diablos ceraron la cuenta en tiempo de compensación, Carlos Esquivel entró por derecha y con potente tiro venció al portero fronterizo para el definitivo 4-1.