18 de febrero de 2015 / 01:29 a.m.

Monterrey.- Es un total de 6 millones 977 mil 250 pesos los que se deben cubrir como indemnización a los familiares de las 21 personas que murieron en el accidente que, presuntamente, provocó el chofer del autobús de Transportes Frontera en el que viajaban y el cual impactó con el tren en el municipio de Anáhuac.

 Trascendió que esa suma puede ser cubierta por los propietarios de dicha empresa, por el chofer o por ambos en conjunto.

 De ese monto, los familiares de las víctimas mortales alcanzan en forma individual el pago de una indemnización de 332 mil 250 pesos.

Eso de acuerdo a lo que establece el Código Penal vigente en el Estado, en base a lo que marca la ley Federal del Trabajo.

Esos más de 300 mil pesos se deben cubrir, independientemente, de los gastos hospitalarios y funerarios que hayan generado las víctimas del percance.

 Hasta el momento, los representantes de Transportes Frontera han cubierto, precisamente, los costos de los servicios funerarios y el traslado de cada una de las víctimas a su lugar de origen, así como los gastos que han generado las personas que resultaron lesionadas a las que trasladaron a un hospital privado de Nuevo Laredo.

Mientras, los propietarios de la empresa responsable responde por el trágico accidente ocurrido en el kilómetro 190 de la carretera a Colombia y la vía del tren Nuevo Laredo-Monterrey, los elementos de la Agencia Estatal continúan buscando al chofer que protagonizó el choque y quien fue identificado como Ángel García Ávila, quien hasta el momento continúa prófugo de la justicia.

 García Ávila era el conductor del autobús 446, en el que viajaban las 21 personas que murieron el pasado viernes 13.

En ese autobús, viajaba otro chofer auxiliar que había asignado la empresa, pero el conductor que provocó la tragedia fue Ángel García, quien es originario del estado de Durango.

FOTO: Archivo

REDACCIÓN