CORTESÍA MINELLI ATAYDE | LA AFICIÓN
8 de agosto de 2015 / 01:32 p.m.

No es un secreto, a Ricardo Ferretti le gusta la disciplina. Alguna vez quiso ser militar y sus calificaciones no le alcanzaron para acceder a ese sueño, así que esa rectitud la llevó al terreno de juego.

Es precisamente esa formación, aunada a los logros deportivos, la que, para muchos, lo pone como el mejor candidato para entrenador de la Selección Mexicana, al menos del mercado nacional.

La primera característica es, sin duda, atractiva. Los futbolistas del Tricolor tomaron las riendas en la Copa Oro: si ellos querían, no daban declaraciones a la prensa, y no había autoridad que los pudiera obligar a dar un punto de vista que, al final, iba dirigido hacia los aficionados.

Ferretti no es los que se dejen manipular, y si las reglas estipulan que hay que dar entrevistas, entonces los futbolistas tienen que hacerlo.

LA ÉTICA Y DISCIPLINA

Para Mario Trejo, quien fue director deportivo de Pumas, el ‘Tuca’ es ideal para imponer mano dura donde sea necesario: “Él impondría disciplina, que eso no está peleado con tener un buen ambiente, una buena relación, una comprensión de los sucesos de carácter humano que pudieran tener los jugadores”.

Uno de los puntos que se ha criticado en el Tricolor, sobre todo en la era de Miguel Herrera, es el exceso de comerciales que suelen grabarse cuando se acercan torneos importantes. Es verdad, algunos no pueden eludirse porque, al final, los patrocinadores son los que desembolsan fuertes cantidades de dinero para que no haga falta nada en la preparación de las distintas selecciones nacionales; sin embargo, hubo otros que no eran necesarios.

En ese aspecto, el ‘Tuca’ sabe bien que debe haber un límite, según comenta Mario Trejo: “Él sabe cuándo se puede hacer un comercial, por decirlo de alguna manera, cuándo se debe descansar, cómo se debe alimentar al futbolista, cómo se debe conducir, tanto dentro como fuera de la cancha, todo eso tan amplio que engloba el manejo de selección mexicana y de cualquier club profesional”.

CONOCE EL ÁMBITO

Su pasión por el futbol también es innegable, tan es así que desde los 12 años fue su principal motor, al grado de que, aunque continuaba con sus estudios, nunca dejó el balón. Con el paso del tiempo, tuvo que sacrificar su carrera de contador público porque lo requerían en el futbol mexicano.

Y ese es precisamente otro de los motivos por los que llena el perfil que buscan los directivos para la silla del Tricolor. Su arraigo con el balompié azteca, conoce sus entrañas.

“Escucho que está como uno de los candidatos y me parece que sería uno de los más adecuados, porque conoce muy bien al jugador y al futbol mexicano. Desafortunadamente, no pudo culminar una labor extraordinaria que ha hecho con Tigres, no se pudo ganar la Copa Libertadores, pero ha formado un grupo de alto nivel de competencia”, dijo.

TIENE BUENA RELACIÓN CON EL JUGADOR

Ricardo Ferretti sabe bien que muchos lo ven como un tipo “gruñón”; no le extraña, lo ha comentado, porque su manera estricta con la que se mueve muchas veces se confunde. Sin embargo, las personas cercanas a él lo describen como un tipo sensible, que lo mismo le gusta exigirle al futbolista que apoyarlo en cualquier ámbito de su desarrollo profesional y personal.

“Es un hombre muy exigente, perfeccionista, para mi gusto tiene un don para conducir a los grupos de deportistas, sabe acercarse al jugador, le ayuda a ser mejor cada día, y los futbolistas agradecen ese trato humano”, comentó Mario Trejo.

El mismo ex directivo relató que “es un hombre estudioso, afable; esa imagen que se la ido crando por algún tipo de situación de enojón, no es así, realmente tiene un carácter fuerte pero es un ser humano extraordinario, es sensible, es emocional, es observador, esos es lo que yo pude constar de su relación con el jugador, con el directivo y el aficionado. También la filosofía de un equipo él la sabe inducir bien”.

Ricardo Ferretti no cerró las puertas a la selección nacional, como lo hizo años atrás, pero sus allegados cuentan que si en verdad la FEMEXFUT lo quiere, se tendrá que trabajar al estilo férreo del timonel.