Jesús Hernández Téllez
24 de julio de 2015 / 07:12 p.m.

Al llegar al Pirata Fuente y ver las taquillas abiertas y los revendedores dando los boletos al precio es síntoma de que el lleno no está asegurado.

Para un partido promedio los boletos van de los 150 a los mil pesos. Pero para esta tarde ante Chivas el boleto más barato va de los 250 pesos a los mil 600.

La gente respondió al llamado de la dirigencia, pero no como en otras ocasiones y es que se dice que para el jueves ya no hay ninguna localidad, pero en este día exageraron con los precios, así consideran los fanáticos de los Tiburones y de las Chivas.

Para este duelo aún hay boletos en las taquillas y la gente se forma para comprarlos sin problemas, los únicos que se ven desesperados son los revendedores que tienen que dar los boletos al precio y ni así los venden.