Alejandra González | @alegonzalezg7
28 de agosto de 2016 / 08:53 a.m.

Al finalizar el partido el guardameta felino, Nahuel Guzmán, se dirigió directo a los vestidores de Veracruz muy molesto a reclamarle algo Leobardo López, y el defensor reveló que fue “calentura del partido”, pero dejó en claro que todo quedó arreglado.

“Calentura del partido, cosas que pasan por ahí y se quedan en la cancha. Lo hablamos un poco ahí. Quedó todo bien arreglado, se pidieron las disculpas por las cosas que se dicen dentro de la cancha y todo tranquilo”.

Los Tiburones obtuvieron un empate que les supo a oro, ya que atraviesan problemas porcentuales.

“Un empate sufrido, nos enfrentamos a uno de los mejores planteles de la Liga, sabíamos que el partido iba a ser así, que teníamos que tener mucha concentración y orden para poder mantener el cero en nuestra portería el más tiempo posible y en algún momento íbamos a tener una oportunidad que tendríamos que aprovechar, el equipo hizo un gran esfuerzo y nos vamos contentos con el punto”.

El equipo de Ricardo Ferretti tenía la ventaja en el marcador, y tras caer el gol de Veracruz empezaron a desorganizarse un poco, y los dirigidos por Pablo Marini aprovecharon para ganarles en el aspecto mental y conseguir la igualada.

"Nosotros supimos jugar el partido, teníamos la idea de jugarlo de una manera, muy ordenados, muy concentrados porque es un equipo que línea por línea tiene un gran plantel, tiene grandes jugadores desde la portería hasta los delanteros. El partido tenía que ser así, el primer tiempo nos costó el arranque, no la pasamos defendiendo, por ahí tuvimos una pelota parada. En el segundo cuando ellos hicieron el gol nos empezamos a soltar un poco y fuimos a buscar el partido y mejoramos, al final tuvimos una oportunidad que pudimos haber ganado en esta cancha tan complica y con este rival”, finalizó.