4 de marzo de 2015 / 05:00 p.m.

SAN PEDRO GARZA GARCÍA.- La casa no es tan grande en comparación con las ostentosas residencias del sector. Para tratarse de una vivienda sampetrina, es de mediano perfil. Es el domicilio en el que el se ocultaba uno de los hombres más buscados por la justicia mexicana y de Estados Unidos: Omar Treviño Morales, de 41 años.

El numeral 514 de la calle Vía Colatina en la colonia Fuentes del Valle en San Pedro, va al frente de la fachada con una moderna tipografía blanca en forma vertical. El frente es de unos 15 metros y el terreno ronda los 300 metros cuadrados.

La fachada es blanca y sobria, raya en el minimalismo pero no lo alcanza; el portón eléctrico y metálico se empeña en que no se vea el interior a menos que se abran las puertas. La cochera es doble.

La parte frontal del segundo piso revela un modesto balcón protegido con un vitral y un ventanal. En la puerta del pasillo está clavado un objeto que de a poco revela la personalidad de quien habita: un cráneo de toro.

Al cruzar el pasillo se llega a un patio adaptado al convite social de tradición norteña: un asador y una barra de granito de gris; entra la parrilla y la tarja hay un costal pequeño de carbón; sobre la barra quedaron dos latas de Coca-Cola, y en la mesa de patio una botella de agua y unas pequeñas sandalias.

En el jardín hay pasto y una palma; se ve el detallado trabajo de un paisajista o de un experimentado jardinero, como en el interior de la vivienda, en donde es imposible no notar la limpieza y el orden.

Los muebles de la sala son modernos: sillones blancos, dos tipos de sillas, unas altas y otras bajas pero siempre grises haciendo juego con la combinación fría de colores.

Al centro un mesita de vidrio sobre la que yacen adornos negros. Al fondo se ve una mesa de esquina y una lámpara de pantalla gris y base amarillenta con toques de animal print.

La pared es de lujosos y modernos ladrillos grises. Son los recovecos en donde el llamado "Z-42", líder de Los Zetas, pasaba sus días.

Entre las piezas lujosas, llama la atención varios juguetes, uniformes escoles y accesorios de una fiesta infantil, que seguramente se realizaron en días pasados.

FOTO: Marcela Perales

TELEDIARIO DIGITAL