ROBERTO FLORES | @betoflores67
21 de mayo de 2017 / 11:20 p.m.

Aunque en sus palabras parecía que estaba despidiéndose de Xolos, Miguel Herrera afirmó que no tiene cabeza para pensar en su futuro y sí un sentimiento de amargura por no haber podido llegar a una Final nuevamente.

El "Piojo" dijo que será hasta este lunes cuando se siente con Ignacio Palau y Jorge Hank Jr., para ver lo que se viene para él en este equipo, aunque muchos ya lo hagan como nuevo técnico del América.

"No lo sé, ahorita estoy aquí con ustedes, después no sé qué va a pasar. Estamos citados y veremos qué pasa, no estoy pensando en eso, estoy amargado por no conseguir el objetivo, tendré que decirle a Jorge que otra vez no se pudo conseguir y ver qué va a pasar", afirmó en conferencia de prensa posterior al partido.

.- En tus palabras parece que te estás despidiendo...¿es así?
"No, ¿a caso que estoy despidiendo? Estoy hablando de todo lo bueno, nada más", expresó.

El aún técnico de los Xolos dijo que cuando tienes opciones de gol ante u rival como Tigres tienes que aprovecharlas, sino al final te cuesta muy caro.

"Cuando las oportunidades se te presentan ante estos equipos hay que aprovecharlas, porque sino se pone en contra, lamentablemente en el segundo tiempo nos expulsan un jugador y me quedo orgulloso por la entrega de los jugadores", comentó.

Herrera destaco que cuando estuvieron parejos en el once contra once fueron mejores que Tigres, pero una vez que salió expulsado Guido Rodríguez los felinos les quitaron el balón y así ya fue muy complicado.

"Mientras fuimos once contra once el equipo demostró poder superar a un rival tan fuerte, pero en el segundo tiempo con el hombre menos nos quitaron la pelota y no pudimos hacer nada", señaló.

.- ¿Crees que Tigres sea el favorito para ser campeón en esta Final?

"No lo sé, Chivas tiene la última palabra. Es una buena Final, una gran Final y que gane el que mejor haga las cosas", sentenció.

El ex entrenador de la Selección Mexicana se dijo contento y orgulloso de lo que se hizo en este equipo en un año y medio de su gestión.

"Nos deja un grato sabor de boca en el torneo, en la suma de puntos, objetivos trazados desde el principio, pero terminamos inquietos por no poder llegar a la Final.

"En una parte importante como todos los equipos que me ha tocado dirigir, ha sido un año y medio extraordinario. Le peleamos de tu a tu a un equipo muy importante, y lo que nos deja tristes que es nos faltó el campeonato", puntualizó.