RAFAEL RIVERA
19 de septiembre de 2014 / 10:36 p.m.

 

El ex futbolista africano Frédéric Kanouté, recordado por su gran nivel en el Sevilla, presento su gran proyecto fuera de las canchas.

Kanouté creo una ciudad llamada Sakina (Ciudad de los niños), para apoyar a los niños huérfanos de Malí, su país de origen.

Esta ciudad cuenta con varios servicios e instalaciones para atender las necesidades de los infantes necesitados.

El complejo cuenta además con una escuela, un centro de formación especial, un centro de salud, un edificio administrativo, al igual que instalaciones deportivas.

Los niños vivirán en diez casas, junto a madres sustitutas, para que tengan un entorno familiar.