5 de octubre de 2014 / 06:25 p.m.

 

En los últimos meses el futbol se ha visto marcado por diferentes incidentes racistas en los estadios, los cuales no solo afectan el desempeño de un partido, sino también a los jugadores.

En el choque entre el Concordia Chiajna y el Rapid de Bucarest, del la liga de Rumania, el delantero Wellington Carlos terminó llorando a raíz de los insultos racistas de los aficionados.

Wellington, quien milita en el Concordia lloró al recibir una cáscara de plátano que lanzó un aficionado.

El futbolista fue captado llorando en los brazos de su técnico, poco después de este incidente.

RAFAEL RIVERA