7 de febrero de 2014 / 05:18 p.m.

El campeonato estatal de Sao Paulo no será detenido este fin de semana, porque los jugadores de clubes más pequeños no se unieron al paro propuesto por futbolistas de algunos de los principales equipos del país como protesta contra la violencia de los fanáticos.

Algunos futbolistas que participan en el campeonato paulista dijeron que no jugarían porque jugadores de Corinthians fueron agredidos por barras bravas el fin de semana pasado en el centro de entrenamientos del club.

Un sindicato local de futbolistas dijo a la prensa que el paro fue cancelado porque los jugadores de clubes más pequeños no querían meterse en problemas con sus jefes y arriesgarse a perder sus puestos.