6 de julio de 2014 / 02:57 a.m.

Unos pocos minutos en la cancha le bastaron al arquero suplente Tim Krul para eclipsar el extraordinario partido de Keylor Navas.

Krul, segundo portero de Holanda, reemplazó en el último minuto de los tiempos suplementarios al titular Jasper Cillessen y definió la clasificación de la Oranje a las semifinales de la Copa del Mundo al atajar dos penales en la definición desde los 12 pasos.

"Pensamos eso de antemano", comentó el técnico holandés Louis van Gaal sobre la estrategia de cambiar a Cillessen por Krul para la definición por penales, después que el tiempo reglamentario y los alargues terminaron sin goles.

"Cada jugador en mi selección tiene sus talentos y cualidades", agregó. "Nos pareció que Tim Krul era el arquero más apropiado para atajar los penales. Tiene un largo alcance y así nos preparamos para los penales de Costa Rica".

Navas, el portero de Costa Rica, no pudo atajar ninguno de los cuatro disparos holandeses, mientras que Krul atajó los tiros de Bryan Ruiz y Michael Umaña para el resultado 4-3 final.

Navas ha sido quizás el mejor arquero en Brasil, y en los 120 minutos ante Holanda salvó su arco en cinco ocasiones. En los octavos de final, Costa Rica superó a Grecia en una definición por penales en la que Navas atajó el remate decisivo.

Van Gaal dijo que no es casualidad que Krul se haya tirado hacia su izquierda —derecha del pateador— para atajar los disparos ticos.

"Los estudiamos", señaló el timonel. "Estamos orgullosos porque la táctica nos funcionó".

"Por suerte funcionó, porque si no hubiese funcionado, yo me hubiese equivocado en la decisión", agregó.

El timonel de Costa Rica, Jorge Luis Pinto, rehusó dar demasiado crédito al portero de Newcastle y consideró que los penales son más bien un asunto de "suerte, cosa fortuita".

"De pronto los tapó. Es su especialidad y lo respetamos", señaló el entrenador. "Lo hizo bien y lo felicitamos".

AP