28 de enero de 2014 / 11:23 p.m.

Aunque no es muy reconocido, Miñambres puede presumir de haber alternado en la cancha con fuguras de la talla de Zidane, Ronaldo, Roberto Carlos, Raúl, Figo, Makelele, Fernando Hierro, por decir algunos.

En su palmarés es de los pocos jugadores que puede tener en sus vitrinas tres Ligas, dos Supercopas de España, una Champions, una Supercopa de Europa y una Intercontinental.

Pero después de todo lo antes dicho y después de haber dicho adiós al futbol profesional, ahora es un modesto vendedor de tabaco, después de una vida galáctica el exjugador del Madrid y el Espanyol de Barcelona puso una mini empresa donde dedica el día entero a la venta de cigarrillos y puros.

En una entrevista concedida al diario Marca de españa, Miñambres señaló que ahora con su nueva vida: "Tengo mucho trabajo. Entro a las nueve de la mañana, hago un descanso para comer y luego vuelvo por la tarde hasta las ocho".