19 de julio de 2013 / 01:46 p.m.

Monterrey• En la panadería, en la carnicería, en la tienda de abarrotes de la colonia la Moderna es posible encontrar un nuevo producto hecho en Nuevo León y lanzado al mercado hace un mes.

Se trata de la gaceta literaria Gardenia esquina con Limón, un proyecto ideado por la Editorial 27 y que tiene como objetivo promover la lectura en la popular colonia de Monterrey.

La experiencia es toparse con un cartel que ofrece la poesía de Luis Cernuda y Jaime Sabines; el microrelato de Augusto Monterroso o una cita de Woody Allen ante los anuncios de refrescos y productos chatarra que abundan en las tiendas de abarrotes de barrio.

La Gardenia, como le llama el escritor Antonio Ramos Revillas, va y viene de los postes, paredes y parabuses, donde las ha colocado, la primera hace un mes.

Con este tiempo el público lector parece que está empezando a familiarizarse con el proyecto, incluso ya pidieron que el próximo número esté dedicado para los niños.

“Me quedé pensando en toda esa publicidad que pegan afuera de las tiendas de abarrotes, entonces se diseñó así la revista y se coloca en esos sitios donde la gente entabla lazos, porque si vas a comprarle al mismo abarrotero todos los días entablas un lazo”, comenta Ramos Revillas.

La historia de La Moderna

Sobre la colonia Moderna se tiene una imagen de barrio complicado, de esos barrios populares de Monterrey que durante muchos años conservaron sus tradiciones.

Si bien en los últimos años ha sido un sector afectado por la violencia e inseguridad, la convivencia continúa.

Que la gaceta se llame Gardenia esquina con Limón obedece a que la familia del autor de El cantante de muertos vive en esas calles.

En la primera aparición de La Gardenia se colocaron 25 cartelones en las calles cercanas al sector. Muchos no duraron pues eran arrancados. “Al menos provocó un efecto”, menciona el escritor.

En el “número 0” se incluyeron textos de Ana María Matute, Luis Cernuda, Luis Felipe Lomelí y Augusto Monterroso. A la siguiente aparición se incluyó a Jaime Sabines, a R.F. Burton, Marcial Fernández y George Frost, con una fotografía de Mariana Yampolsky.

“La tirada es poner textos de literatura contemporánea, no censurar porque luego se piensa que los textos muy difíciles y gente no los va entender, y eso no es cierto”.

La ruta 127 te lleva

Además de fomentar la lectura en el barrio, el proyecto es una de varias actividades que la Editorial 27 planea para la Moderna.

Una de ellas será un encuentro de lectura en noviembre, donde se cerrará una calle y los vecinos estarán invitados a leer.

“Se pueden hacer muchas cosas cuando un escritor decide involucrarse con su comunidad. Creo que el gran reto de los escritores y de los artistas es convertirse en entes sociales”.

Para acceder a La Gardenia se tiene que acudir a la colonia Moderna, o bien viajar en algún camión de la Ruta 127 donde se han pegado algunos ejemplares.

“Con ellos no tuve problemas, incluso un chofer me pidió uno para cuando le entregaran su camión”, menciona.

Una nueva edición de la revista se publicará en la colonia cada tres semanas. Además el autor contempla escribir la historia del barrio, contada por su abuela, y distribuirla casa por casa.

Al final, si cada colonia puede presumir que tiene su propio carpintero o mecánico eléctrico porque no hacerlo con su propio escritor, fotógrafo o bailarín.

“La idea es que se recupere la capacidad de asombro. Sería muy utópico decir que con esto pretendo rescatar el tejido social, que tampoco creo que se haya ido”, afirma el escritor.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS