NOTIMEX
17 de febrero de 2014 / 10:25 p.m.

El defensa español Gerard Piqué ve bastante pareja la eliminatoria frente al Manchester City, correspondiente a los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa, que iniciará este martes.

Mañana será el primer compromiso entre ambos conjuntos en el Etihad Stadium, el zaguero admitió lo complicado que será este partido, pero está tranquilo dado que el Barcelona llega en un buen momento para afrontar este cotejo.

“Llevamos una temporada movidita, a pesar de ir líderes casi todas las jornadas y estar vivos en Champions y Copa. Ellos tienen un equipo muy bueno y muy solvente. Llegamos con buenas sensaciones, pero no creo que el estado anímico influya ahora, porque ambos equipos llegamos bien a la eliminatoria”, comentó.

En conferencia de prensa en las instalaciones del estadio del City, en Manchester, Inglaterra, Piqué agregó que deberán demostrar en el campo, el buen momento del equipo catalán, pidió enfocarse sólo en el aspecto deportivo y dejar atrás lo extradeportivo, en particular lo ocurrido por el “caso Neymar”.

“Sólo podemos hablar en el campo. En el club hubo cosas que escapan al control de los jugadores. Lo único que podemos hacer es salir mañana al césped y demostrar que podemos seguir siendo los mejores”, comentó el jugador.

Gerard Piqué descartó pensar en posible mala suerte por enfrentar al cuadro inglés en esta ronda, ya que para ser campeón en la Champions se le tiene que ganar a cualquier rival que se tenga enfrente.

“Es el sorteo y ha tocado lo que ha tocado. En la Champions tienes que ganar a los mejores si quieres ser campeón. Sería una pérdida de tiempo pensar si hemos tenido o no mala suerte. Tenemos que ser nosotros mismos”.

El defensa del Barcelona se mostró satisfecho por el buen funcionamiento y los resultados que ha conseguido el equipo bajo la dirección técnica del argentino Gerardo Martino, pues el equipo se encuentra con vida y con amplias aspiraciones de triunfar en las tres competiciones, Liga de España, Copa del Rey y Champions.

“El balance es muy positivo. Vamos líderes y estamos vivos en las otras dos competiciones. En verano todos habríamos aceptado esta situación. Al equipo le veo muy bien, tenemos muchos pases y recuperamos rápido para crear ocasiones”.