14 de enero de 2014 / 12:01 a.m.

A sus 19 años y 12 días Giannis Antetokounmpo se convirtió en el titular más joven en la historia de su equipo, los Bucks de Milwaukee y en esta campaña no solo por su juventud ha llamado la atención si no que cuenta con las manos más grandes de la liga (27 centímetros desde la punta del dedo corazón hasta la muñeca).

A pesar de ello una revisión médica dictamino que sus seguirán creciendo aún más ya que sus tejidos y tendones son de una persona de 16 años, incluso desde que su meteórica carrera inició esta temporada sus manos han crecido tres centímetros.

Su historia tiene tintes cinematográficos ya que hace algunos años sobrevivía en las calles de Grecia vendiendo pañuelos junto a sus tres hermanos, además sus padres llegaron a ese país de forma ilegal desde Nigeria. Ahora, a este jugador que tiene una envergadura de 2.20 metros, apunta a que será parte de los novatos en el juego de estrellas de la NBA.

El descubrimiento de Antetikounmpo es de Willy Villar, director deportivo del CAI, quien en diciembre del 2012 se a adelanto a los grandes equipos de básquetbol de Europa y a la NBA. Quien comentó, "vi un video casero de muy mala calidad de la Liga júnior griega y hacía cosas que no eran ni medio normales para un crío de su edad. Tenía un potencial tremendo y quise ir a ver dónde estaba el truco".

Tras su descubrimiento ojeadores de la NBA no paraban de visitar a Villar y tras haber fichado con él la propia liga griega les seleccionó a Antetokounmpo y a su hermano, quien esta en la Liga de Desarrollo de la NBA.

Y desde que Giannis Antetikounmpo arribo a Milwaukee promedia 6.7 puntos y 4.7 rebotes en 22.7 minutos por lo que sin duda es todo un diamante en bruto que empieza a brillar.

El boom mediático ha sido descomunal ya que a su corta edad no se ha 'achicado' cuando se ha enfrentado a veteranas estrellas como Anthony o Kevin Garnett; sus buenas actuaciones con los Bucks ha hecho que Milwaukee decidiera repartir un poster suyo de tamaño real a cada aficionado que asista a ver al equipo ante los Grizzlies de Memphis el 15 de enero.

REDACCIÓN