AP
22 de abril de 2014 / 12:17 a.m.

Al compás de goles argentinos, el Manchester City se mantuvo prendido en la lucha por el título de la Liga Premier inglesa al vencer el lunes 3-1 al visitante West Bromwich Albion.

Todos los goles fueron de factura argentina, todos en el primer tiempo del trámite en el Etihad Stadium. Pablo Zabaleta abrió la cuenta a los 3 minutos, Sergio Agüero aumentó a los 10 y Martín Demechilis concretó el tercero a los 36.

La victoria permitió al City reducir a seis puntos la brecha que le separa del líder Liverpool, y con un partido pendiente. El City, que se ubicó un punto detrás del escolta Chelsea, está casi que obligado que ganar en los cuatro partidos que le quedan por disputar, entre esos visitas a Crystal Palace y Everton, para poder desplazar a Liverpool.

"Lo que le decimos a los jugadores es que Liverpool saldrá campeón ganando sus últimos tres partidos", declaró Manuel Pellegrini, el técnico chileno del City. "Nuestra obligación es ganar los partidos que nos tocan para meterle presión a Liverpool".

El City se reconcilió con el juego creativo que estuvo ausente en el empate 2-2 la semana pasada ante el colista Sunderland, resultado que comprometió las aspiraciones de conquistar el título.

Buena parte del crédito se debió a la reaparición del volante español David Silva.

Pero Silva, motor del equipo en los primeros lances del dueño, debió salir de la cancha en camilla a los 60 con su pierna derecha cubierta con un soporte tras un choque con Morgan Amalfitano.

"Su lesión comenzó con un remate que hizo hace unas cuantas semanas y está jugando con dolor", dijo Pellegrini sobre Silva.

El lateral Zabata cabeceó al fondo un rebote tras un remate del artillero Agüero que fue manoteado por el portero de Brom. Agüero anotó su primer gol desde el 29 de enero, definiendo rasante desde 25 metros. Pellegrini no arriesgó con el "Kun" Agüero limitándolo a unos 60 minutos de acción, ya que viene de una lesión muscular.

Un disparo de volea de Graham Dorrans, a los 16, acercó al Brom en el marcador. Pero el zaguero Demichelis se encontró en soledad dentro del área, nada más teniendo que empujar el balón.