16 de octubre de 2014 / 04:35 p.m.

Este sábado 18 en Carson, California, el hombre más temido del boxeo Gennady Golovkin enfrenta  al mexicano Marco Antonio Rubio, en una batalla donde hay mucho que perder y poco que ganar.

El "Veneno" Rubio tiene la imagen de ser uno de los peleadores más profesionales de su división, hombre trabajador, siempre en buena forma para pelear y con gran sentido del compañerismo hacia sus contrincantes. Rubio también es conocido por su tremenda pegada, pero siempre que los reflectores están sobre él y tiene la oportunidad de convertirse en una súper estrella, encuentra la manera de echarlo a perder. Así le sucedió en el 2004 cuando fue noqueado por Kofi Jantuah en 30 segundos, años después repitió los fracasos en el máximo escenario vs Kelly Pavlik y Julio César Chávez Jr.

Este fin de semana Maro Antonio enfrenta por mucho la prueba más complicada de su carrera; Gennady "GGG" Golovkin, el de Kazajistán está invicto con un récord de 30-0 y 27 nocauts.

Actualmente es considerado el hombre más peligroso del boxeo principalmente por torturar el hígado de sus oponentes.

En el papel este luce un combate disparejo, sin embargo con el poder en los "volados" de Rubio todo puede suceder; la realidad es que la única razón por la que el "GGG" aceptó la pelea con el mexicano es porque sus otros candidatos le han  sacado la vuelta: Julio César Chávez Jr. y Miguel Cotto.

¿Qué sigue para el ganador de la pelea?

Una de las peleas más deseadas para el 2015, es la de Floyd Mayweather vs Miguel Cotto en Nueva York;  tengo una mala noticia para todos lo que apoyan este combate. Cada día se ve más complicado que "Money" acepte este pleito por las siguientes razones:

"Money" sabe que trasladar el evento de Las Vegas a Nueva York sería pelear en condición de visitante, esto por la gran cantidad de puertorriqueños que viven en NY.

Miguel Cotto es uno de los boxeadores que más problemas le han causado a Mayweather; en su pelea durante el año 2012, el puertorriqueño logró penetrar la guardia de Floyd en múltiples ocasiones.

Con esta situación sobre la mesa, el destino del ganador entre Golovkin y Rubio está muy claro; Nueva York, Cotto y su millón de puertorriqueños lo estarán esperando.

Esta pelea en el Madison Square Graden significaría para cualquiera de los dos pugilistas la bolsa más grande de su carrera, al mismo tiempo una oportunidad de mostrar sus cualidades en uno de los máximos escenarios del deporte.

ALDO FARÍAS | @AldoFariasGzz | aldo.farias@multimedios.com